Sin categoría

El viaje astral y los sueños lúcidos

sueños

Un viaje astral es una experiencia que nunca se olvida. La sensación de flotar por encima del cuerpo físico puede ser fantástica o aterradora, pero nunca podrá dejarnos indiferentes.

Pero ¿qué es un viaje astral? Por definición un viaje astral es una experiencia personal en la cual podemos observar el mundo real desde fuera de nuestro propio cuerpo físico.

Esta experiencia puede ser espontánea o voluntaria, según la preparación del sujeto, pero si que es muy común. Efectivamente, según un estudio realizado por la psicóloga inglesa Susan Blackmore, el 35 por ciento de los entrevistados declaraba que había tenido un viaje astral por lo menos una vez en su vida.

Encuestas realizadas a personas que han experimentado viajes astrales espontáneos, han revelado que más del 85 por ciento de estas experiencias surgieron cuando estaban descansando, durmiendo o soñando. El 15 por ciento restante se manifestó cuando el sujeto estaba medicado o drogado. Todos los entrevistados coincidían en afirmar que el viaje astral viene acompañado por sensaciones extremadamente vívidas.

Algunos sujetos experimentaban un cuerpo astral altamente cargado de energía, otros creían vibrar, muchos escuchaban extraños zumbidos, etc.

La primera y más simple teoría del fenómeno afirma que el cuerpo astral se despega del cuerpo físico quedando unida a éste únicamente por un delgado hilo plateado cuyo origen está en el plexo solar. A pesar de esta unión, el cuerpo astral es capaz de viajar libremente por el mundo real.

Para comprobar la validez de esta teoría es necesario que la persona que realice el viaje astral describa a la perfección un lugar distante de su cuerpo físico y luego comprobar que su relato sea verídico.

Varios criterios

Algunos investigadores creen que la obtención de datos reales del mundo físico es debido a una conexión telepática con alguna persona que está en dicho lugar, pero ¿quién está observando mi cuerpo físico en la habitación mientras yo estoy observándome a mí mismo?

La segunda teoría sostiene que los viajes astrales no son más que alucinaciones, pero esta teoría es rápidamente descartada por dos razones: las evidencias que han demostrado la validez de las descripciones y el hecho de que todo el mundo tendría la misma alucinación sin apenas diferencias.

La tercera y última teoría sostiene que el viaje astral es un tipo especial de sueño. Esta es la postura oficial de la ciencia. Pero en esta teoría los sueños lúcidos aportan una nueva visión.

Los sueños lúcidos, o sea, aquellos sueños en los cuales somos conscientes de que estamos soñando, nos permiten comprobar la realidad del mundo que estamos percibiendo.

Los sueños lúcidos son una poderosa herramienta para provocar viajes astrales a voluntad. En un experimento realizado por el Dr. Stephen LaBerge en el The Lucidity Institute, 14 voluntarios aportaron 107 sueños lúcidos de los cuales sólo 10 fueron considerados como viajes astrales. Para ello estos sueños debían presentar las características típicas de los viajes astrales, como la disociación del cuerpo físico, sentir vibraciones, oír zumbidos o sonidos extraños, etc.

En la primera fase del sueño llamada: Fase de Obnubilación, caracterizada por la aparición de ondas alfa mediante estudio electroencefalográfico, el organismo provisto de corteza cerebral y tálamo, se encuentra en un estado de vigilia tranquila pero que a la vez experimenta ensoñaciones que son muy raras y extrañas. Generalmente ocurre, al inicio del sueño y al despertar, en el punto medio de la conciencia exterior y las ensoñaciones que aluden a nuestro Inconsciente.

Los individuos que creen haber “viajado” hacen alusión a una incapacidad motora voluntaria que se va recuperando en tiempo real a medida que el alma vuelve al cuerpo, sensación de presencias muy energéticas alrededor de su ser, taquicardia, palpitaciones, dolor torácico y en algunos, infarto de miocardio, debido al esfuerzo por recuperar la capacidad motora.

Aunque para muchos los “viajes astrales” son una experiencia placentera, pueden resultar muy peligrosos

Técnicas para desdoblamiento

 Para lograr un “viaje astral” es preciso haber comido muy ligeramente, a base de vegetales. Recostarse en un lecho cómodo, con una temperatura e iluminación suavísimas.

1- Proyecte una imagen suya en un espejo veinte pies por detrás suyo imagínese moviéndose por detrás hacia el.

2- Imagine una imagen suya en un espejo seis pies frente a Ud.. “úrjase” hacia el.

3- Trate de proyectase a dieciocho pies sobre su cabeza física.

4- Imagine su poder astral evaporándose de los poros de su cuerpo y condensándose en un doble sobre ud.

5- Imagínese subiendo una cuerda o una escalera.

6- Imagínese a ud. mismo como un punto de luz flotando sobre el agua en un estanque de llenado rápido. Su desafío es salir a través de un pequeño hoyo en el techo del estanque.

7- Imagínese como se sentiría respirar a través de sus orejas

8- Siéntese derecho con los ojos cerrados e imagine una barra horizontal delante de su línea de visión úrjase. Estírese para ver sobre esta. Mantenga su respiración cuando tenga la sensación de elevarse.

9- Apriete los músculos de sus manos y pies y contraiga sus músculos del estómago e imagínese que se está cayendo.

10- Imagínese que ud. está revoloteando alrededor en puntillas y luego salta a una tangente.

11- Imagine un remolino. Siéntase succionado a través del vértice. Busque una sensación de contracción, luego de expansión.

12- Imagine una estrella tintineando en el espacio.

13- Visualice un disco giratorio, y luego distienda su centro para que crezca en un cono tridimensional, como una mancha de agua. Luego deshágala a un disco nuevamente. Siéntese ingresando al vértice.

14- Imagínese transportado en la cresta de una ola.

15- Imagine un punto de luz dos pies delante suyo. Sienta que se aproxima lentamente. Cuando esta lo alcance siéntase resplandeciendo con ella y convirtiéndose ese punto de luz.

16- Siéntese en una silla cómoda, a cuatro pies desde el espejo, resplandeciendo en la imagen del espejo. Repita su nombre una y otra vez hasta que se vuelva una serie de sonidos sin sentido. Ahora pretenda que la persona en el espejo es usted, la real.

Preparación

Respiración

Es preciso utilizar técnicas de respiración. Una forma muy sencilla consiste en tomar aire de forma alterna por las fosas nasales. Para ello inspiraremos y expiraremos primero por el lado derecho, después por el izquierdo y así sucesivamente. Hay que mantener esa respiración durante cinco minutos.

 Relajación

 Estando tumbados o metidos en la bañera, con las palmas de las manos dirigidas hacia arriba, nos concentraremos en las diversas partes de nuestro cuerpo, notando como poco a poco este se va haciendo muy pesado. Comenzaremos ese trabajo por los pies e iremos ascendiendo lentamente hasta llegar a la cabeza.

Concentración

En este estado cuando estemos muy relajados debemos imaginarnos un inmenso espacio de color blanco o negro, en donde se encontrara flotando un objeto, al que debemos acercarnos poco a poco y sentir como flotamos alrededor suyo. Otra técnica consiste simplemente en concentrarnos en algún concepto abstracto como la inmortalidad o el infinito.

La salida del cuerpo

En el momento que comencemos a notar una sensación de sopor, debemos imaginarnos una onda azulada que se extiende a nuestros pies. Esta preciosa luz nos envuelve lentamente a la vez que su calidez se va haciendo presente, este es el momento de salir de nuestro cuerpo a través de las cejas. Si no podemos conseguirlo de este modo, otra forma consiste en visualizar a nuestro doble y transportarnos dentro de el. Las sensaciones en este momento pueden ser muy diversas, pero sobre todo pase lo que pase, hay que continuar relajado.

VISITA INSTITUTO CEPE DE ARGENTINA

ESTUDIA PARAPSICOLOGÍA INTEGRAL

 

Anuncios
Estándar
Sin categoría

¿Qué son los Regístros Akáshicos?

¿Qué son los Regístros Akáshicos?

Los Registros Akáshicos son una memoria universal de la existencia, un espacio multidimensional dónde se archivan todas las experiencias del alma incluyendo todos los conocimientos y las experiencias de las vidas pasadas, la vida presente y las potencialidades futuras. Este sistema energético contiene todas las potencialidades que el Alma posee para su evolución en esta vida y su verdadera razón de ser, el sentido de la existencia. Existe para el plano individual, planetario y universal con diferentes frecuencias vibratorias. En Egipto se conoce como las “Tablas de Thoth”, en la Biblia como “Libro de la vida“, en el Islam como “Tabla Eterna” y los Mayas los denominan el “Banco Psi”.

El adjetivo akáshico proviene de Akaśa, un término existente en el antiguo idioma sánscrito de la India, que significa ‘éter’, espacio o energía cósmica que penetra en todo el universo y es el peculiar vehículo que transporta el sonido, la luz, la vida. Ya los Rishis sabían de esta dimensión fundamental oculta que abarca todos los otros elementos: el prithivi (la tierra), el ap (el agua), el vata (el aire) y el agni (el fuego). Este Akasha contiene todos los elementos dentro de sí mismo y al mismo tiempo se halla fuera de estos sin limitaciones del tiempo y espacio. Es una matriz cósmica inobservable y omnipresente, el trasfondo sútil desde el cual surgen todas las formas inclusive nosotros mismos. El yogui Paramahansa Yogananda aclara: El Akasha subyace bajo todas las cosas y se convierte en todas las cosas; está oculta y tan solo se puede observar cuando se convierte en las cosas que vemos. Es la realidad fundamental del mundo.

Hoy en día hasta la ciencia empieza a ver las interrelaciones entre la forma y no forma, concibiendo esta realidad del nuevo paradigma Akáshico, (Vease la teoría de las cuerdas o las teorías cuánticas).

¿Por qué es tan importante saber del Akásha?

El Akasha nos abre los ojos a la dimensión profunda más allá de las cosas, el tiempo y el espacio; nos aproxima a la comprensión de la naturaleza fundamental del mundo y de nosotros mismos. Nos revela que debajo de la superficie de las apariencias hay un mundo interconectado “holograficamente in-formado” en el cual todas las cosas se encuentran inmersos en un entremado, se crean a si mismas y a través de sus conexiones cósmicas crean a todas las cosas. Nos hace consciente que realmente somos uno, nosotros, los seres humanos, el mundo, el universo, que el macrocosmos está en el microcosmos, y que nuestra acción le afecta al todo. Nos recuerda del poder creador que llevamos dentro, de las responsabilidades y las infinitas posibilidades.

A su vez nos puede acercar a la manifestación de nuestro potencial completo, sacar todas nuestras dudas, contestar todas nuestras preguntas. Nos podemos conectar con los Registros Akáshicos a través de nuestro Ser Superior y Guías Espirituales y revelar las respuestas a las preguntas más profundas del alma:

¿Para qué he venido?

¿Cuál es mi aporte único e irrepetible?

¿Por qué y para qué me pasa lo que me pasa?…

No hay ninguna pregunta que no encuentre respuesta en los Registros Akáshicos! La maravilla de los Registros no reside únicamente en ser la fuente de una inmensa cantidad de información, sino en su potencial para sanarnos, para activar nuestra Maestría Personal y el ADN, en otras palabras vivir la vida que estamos llamados a vivir!

Estamos directamente conectados con nuestro Registro a través del ADN, dónde halla todo nuestro potencial latente, las capacidades multidimensionales ocultas. Ya es hora de aprender como usar estas potencialidades, como conectarnos con nuestras propias células como honrar el cuerpo, que es el templo para nuestro alma y unir mente, emoción, cuerpo y espíritu. La plenitud, prosperidad y el bienestar los llevamos dentro, solo hace falta alinearnos con nuestro Ser Superior, nuestra divinidad interna.

¿Cómo abrir o leer los Registros Akáshicos??

Accedemos a los archivos del alma a través de nuestro Ser Superior, los Guías Espirituales. Es nuestra parte más elevada que tiene acceso a los reinos superiores de la conciencia y entramos a través de la sintonización vibracional, el uso de palabras de poder o decretos, la alineación con el amor y la sabiduría del cosmos y la activación de nuestros sentidos extra-sensoriales. No se puede entrar al menos que tengamos una vibración muy elevada y un propósito digno y claro. Se usan por ejemplo oraciones sagradas para acceder, símbolos o llaves. Aquí tienes el artículo completo de cómo abrir los Registros Akáshicos.

Estoy convencido de que todo Ser Humano tiene la capacidad de acceder a ellos, inclusive a activar sus dones y talentos divinos, llegar a una conciencia plena y una vida con un profundo sentido. Ya no hay maestros “superiores” a los alumnos, reglas y jerarquías que se tienen que respetar, cursos imprescindibles o libros milagrosos. Solamente hay aprendizajes del alma, una evolución personal y colectiva por elección propia.

Las formaciones ayudan a tener más confianza en la propia capacidad de ser canal. Hay múltiples técnicas, la más conocida es la oración sagrada, que es útil, pero necesita complementarse con otras técnicas para que la canalización resulte fructífera y bien comprensible.

Visita Instituto CEPE de Argentina

Estándar
Sin categoría

9 PASOS PARA SUBIR LA VIBRACIÓN

9 pasos

Es el movimiento interno que tiene cada ser o cuerpo que ocurre por el movimiento del electrón alrededor del átomo, todo cuerpo lo contiene, desde el corpúsculo y la célula, hasta el astro y los universos todos está en vibración constante.

La vibración de todo cuerpo puede ser captada y en especial la humana, la de las plantas, piedras y animales por el aura, el Aura que seria: Un campo electromagnético que rodea a cada ser, está compuesto por numerosas líneas de fuerzas, crece y decrece, emite y recibe ondas como todo lo que existe, su sustancia es de la naturaleza de la Luz, es decir a la vez corpuscular y ondulatoria. Su volumen es variable, así como también lo es su color.

El termino tan famoso hoy en día Vibración ya era conocido por las culturas antiguas y famosas como lo es la Egipcia y la de Grecia, de dónde se dio a conocer por medio del gran sabio y maestro ” HERMES TRIMEGISTRO “, en sus enseñanzas del KYBALION sobre los 7 principios de verdad del Universo, en el tercer principio de estos: EL principio de Vibración que dice ” Nada está inmóvil ; todo se mueve; todo vibra “; Este principio encierra la verdad y explica las diferencias entre las diversas manifestaciones de la materia, de las fuerzas, de la mente y aun del mismo espíritu, las que no son sino el resultado de los varios estados vibratorios . Desde el Todo, que es puro espíritu, hasta la más grosera forma de materia, todo está en vibración.

En la actualidad el ser humano está en un estado de vibración de 35.000 átomos ciclo por segundo que depende de su frecuencia de vibración que seria la velocidad de rotación y amplitud del electrón alrededor del átomo, o sea, a mayor velocidad y amplitud del electrón alrededor del átomo, mayor frecuencia vibratoria y a menor velocidad y amplitud del electrón alrededor del átomo, menor frecuencia vibratoria, la menor frecuencia vibratoria podría representarse con el color negro y al mayor por el color blanco, que representa la máxima pureza, el estado del espíritu.

Por los actuales cambios tanto físicos como internos que esta experimentando el hombre, ya todos aprobados por al ciencia , queriendo decir que estamos en una época donde estamos subiendo la vibración y estamos pasando de tener una conciencia tridimensional de captación de la forma a una cuatri y quintudimensional ;estamos despertando una conciencia cósmica, es imperativo realizar una preparación tanto física como espiritual , en la cual se suba la frecuencia vibratoria de 35.000 ciclos a 50.0000 o 70.000 ciclos átomo por segundo, para ayudar al despertar del hombre de esa conciencia cósmica y para adecuarse a los cambios que se están sucediendo que son inevitables e imparables, no son ni malos ni buenos , solo forman parte de la evolución del hombre y del planeta.

Para subir nuestra actual frecuencia vibratoria a una mayor , se nos han comunicado por medio de los hermanos mayores 9 puntos a seguir que se irán desglosando uno por uno a continuación, estos 9 puntos también son utilizados cuando se va a realizar algún trabajo cósmico especial o se va a tener un contacto físico o de cualquier tipo con los hermanos mayores, pues se tiene que subir la vibración para que se de el contacto con ellos , si no se pueden generar trastornos y alteraciones en nuestros cuerpos físicos y cualquiera de nuestros otros cuerpos , porque la vibración de ellos es muy alta, oscila entre 1.000 ciclos átomo por segundo , 1`000.0000 y hasta más , por lo tanto es imperativo equipararse a ellos subiendo la vibración para que se de lo mejor y no vaya a ver problemas y se de el contacto deseado y programado por ellos.

Tenga en cuenta que solo se sube la vibración practicándolos juiciosamente y constantemente, no espere cambios de hoy a mañana , y tenga cuidado de no caer en excesos ni fanatismos, practíquelos muy suavemente y cuando los sienta, y si es posible investigue y amplíelos y asesore de alguien idóneo en los temas que se van a tratar. Los 9 pasos a seguir son:

  1. Ayuno (Purificación)
  2. Alimentación (Sana y equilibrada)
  3. Coherencia (Pensar, Decir y Actuar)
  4. Respiración (Revitalización)
  5. Oración (Hablar con DIOS)
  6. Meditación (Escuchar a DIOS)
  7. Manejo Energía Sexual (Ternura y Amor)
  8. Mantralización (Canto a la Creación)
  9. Vivir en el Eterno Presente ( Aquí y Ahora )

 

  1. AYUNO (PURIFICACIÓN)

El AYUNO es un acto de la perdida de la necesidad de comida que se realiza voluntariamente y la abstención de probar alimentos por un determinado lapso de tiempo, especialmente de alimentos sólidos , permite que el organismo descanse de la función de digestión y actúe en las funciones de eliminación y desintoxicación activando las capacidades de regeneración y renovación de todo el organismo, es el método de purificación mas natural y efectivo que se conoce, los animales lo realizan cuando se sienten enfermos, se abstienen de comer hasta que se mejoren y la Fuerza Vital de la naturaleza les devuelve la salud; al ayunar se le permite a la naturaleza obrar en el cuerpo físico y los otros cuerpos, y ella se encarga de restablecer la armonía y el equilibrio orgánico.

El ayuno limpia el cuerpo de podredumbre y lo mantiene sano eliminando todo lo indeseable acumulado en el cuerpo durante años de alimentación inadecuada, también en el ayuno se elimina la materia astral inferior del hombre, provenientes de la alimentación carnívora y del consumo del café, tabaco y alcohol; si bien un proceso de completa purificación de los cuerpos puede llevar años, según el grado de envenenamiento del cuerpo.

En la Medicina AYURVEDA, que es la medicina que se practica en India por las enseñanzas que dejaron los VEDAS, esa gran cultura y civilización especial , se aconseja que se Ayune un día a al semana para tener una muy buena salud.

La mayoría de las religiones tienen como bien el de ayunar , cada una lo practica y lo dispone de un modo diferente y hasta tienen propósitos un poco diferentes , pero lo importante es ayunar, en la Iglesia Cristiana se tiene como bien Ayunar antes de cualquier evento de carácter Espiritual , como: antes del miércoles Santo de ceniza y la comunión, en el Islam se realiza un mes entero de Ayuno que se conoce como RAMADÁN, También el Nuevo y Antiguo Testamento consideran al Ayuno como señal de Humildad y penitenciaante DIOS, en los mensajes Marianos siempre la Virgen Maria lo aconseja como preparación para la segunda venida de su hijo Jesuscristo, en las culturas indígenas losChamanes lo utilizan tanto para ellos como para sus adeptos antes de realizarse un rito de iniciación sagrado o para la toma de alguna sustancia enteo gena como el YAGHE.

 – ¿Qué ocurre cuando ayunamos?

Las reacciones que provoca el ayuno son fisiológicas y completamente normales. Lo que le ocurre es que el organismo moviliza sus propias reservas de calorías para conseguir la energía que necesita. Por lo tanto ayunar voluntariamente no es pasar hambre, ya que durante el Ayuno desaparece el apetito. Y tampoco supone entrar en un estado de debilitamiento o desnutrición, pues esta situación sólo se produce cuando no se dispone de reservas. Tampoco se producen carencias de elementos esenciales , ya que nuestro cuerpo tiene reservas.

Esta movilización de las reservas que hemos acumulado permite una regeneración o limpieza interna. Por eso, el Ayuno tiene un efecto depurativo sobre el organismo. Además, al verse liberado del trabajo de la digestión, dispone de un aporte de energía extra que puede utilizar para otras funciones con mayor eficacia.

El primer hecho que se constata es que el organismo tiene reservas. Estás se acumulan en el organismo en forma de glucosa, grasas o proteínas.

  • El propósito del AYUNO:

Los propósitos del ayuno son muchos : por salud, de higiene, a nivel anímico, sociales y espirituales , y cada uno de ellos no se puede separar del otro, van interrelacionados, pero los principales son 2: por Salud y Espiritual , de hecho el espiritual fue el mas usado antiguamente, ahora las medicinas alternativas y naturistas lo aconsejan y utilizan mucho pues han encontrado en el un método eficaz para la desintoxicación del organismo y para curar y ayudar a mejorar un sin fin de enfermedades.

El propósito del Ayuno en la parte Espiritual: Es el de sacar todo lo venenoso, podredumbre, vibraciones astrales inferiores y energías negativas, y la Fuerza Vital de la naturaleza echará del cuerpo todo lo indeseable para que teniendo un cuerpo mas sano y purificado, el SER se manifieste más claro y profundo y así el cuerpo sea digna morada del Espíritu Santo, así como el hombre que construye una casa nueva , y hecha primero los cimientos de la casa vieja y levanta nuevamente sólidos cimientos para construir con materiales nuevos una morada nueva digna donde vivir, así el Ayuno hecha todo lo que no sirve y estorba y construye un nuevo templo con materiales nobles al Espíritu para que pueda vivir en el cuerpo y se manifieste mas claramente.

El propósito del Ayuno en la parte Física: Es el de por medio de al acción de abstenerse de alimentos permitir que el organismo descanse de la labor diaria de alimentación activando las capacidades de desintoxicación, eliminación y renovación y así mejorar la salud y ayudar al proceso de algunas enfermedades y curar otras.

  • Beneficios del AYUNO Físicos:
  • Ayuda al organismo a vencer las infecciones
  • Elimina la materia astral inferior y vibraciones negativas
  • Purifica los cuerpos sutiles
  • Limpia el cuerpo
  • Clarifica y fortifica la mente y los sentidos
  • Saca los venenos del organismo por años de alimentación inadecuada
  • Quema la basura que estorba el flujo de la sangre
  • Normaliza y purifica al sangre
  • Revitaliza el cuerpo por el ahorro de energía que se hace
  • Se experimenta modificaciones hormonales que estimulan los mecanismos de desintoxicación hepática
  • Variaciones en el nivel de acetona actúan sobre el cerebro, produciendo sustancias que estimulan la capacidad curativa del cuerpo
  • Activa eliminaciones en general y en especial las de las materias morbosas del organismo
  • Da un reposo completo a los órganos vitales
  • Para la absorción de alimentos que se descomponen en los intestinos e intoxican después el cuerpo
  • Vacía las vías digestivas y elimina las bacterias de putrefacción
  • Da a los órganos de eliminación la oportunidad de poner al día su trabajo y facilitar la eliminación
  • Restablece la química fisiológica normal y las secreciones normales
  • Rejuvenece las células y tejidos y regenera el cuerpo
  • Permite la conservación de la energía y la canaliza de una forma mas adecuada
  • Aumenta los poderes de digestión y asimilación
  • Mejora le funcionamiento general del cuerpo

Beneficios del AYUNO Espirituales:

  • Limpia el Templo del Espíritu Santo
  • Aumenta la fuerza de voluntad
  • Por la fuerza de voluntad necesaria para resistir los embates del apetito aumenta la estabilidad psicológica y la auto confianza
  • Puesto que las cadenas que atan al espíritu con el cuerpo son mas frágiles es mas fácil conseguir el éxtasis y gozo espiritual
  • Se consigue una visión interior mas aguda y profunda
  • Aumenta la devoción personal y la Fé
  • Se establece una comunicación mas directa con DIOS, puesto se puede oír mas fácil
  • Una llave al poder de DIOS
  • Hacernos mas humildes
  • Clarifica la visión interior
  • Poder oír con mas claridad la voz interior
  • Es un tiempo propicio para entregarse mas a la Meditación y Oración
  • Hace del hambre una virtud
  • Ayuda al despertar de la Conciencia Cósmica
  • Se canaliza la energía mas fácil, puesto que es una época propicia para la sanación
  • Puesto que se esta mas limpio interiormente se puede realizar ejercicios de Perdón mas fáciles y efectivos
  • El Ayuno es algo sobrenatural, por que aplastamos lo carnal , para entrar en lo sobrenatural de DIOS.
  • Ayuda al domino propio
  • Nos pone en lugar de sensibilidad al Espíritu
  • Como realizar el AYUNO

Lo más importante que se tiene que tener en cuenta para cualquier tipo de ayuno es la salida y entrada de este, tiene que ser lenta , suave y paulatinamente, tiene que hacerse conjugos de frutas o frutas frescas, si se prefiere y es muy aconsejable al día anterior antes de hacerse el Ayuno , comer lo mas ligero posible para ir preparando el cuerpo para el otro día en el que vamos a Ayunar, y en el momento de la comida tomar solo un jugo de alguna fruta o comer alguna fruta y tomar mucho agua, también es importante no comer nada después de las 10:00 pm para una mejor preparación , pero si se puede tomar agua, y entre mas ,mejor.

Si lo vas a realizar por vez primera es mejor que antes te vallas preparando suprimiendo una o 2 comidas en el día por semana , y ve aumentando poco a poco con el fin de que no se resienta el estomago, hasta que puedas llegar a suprimir el alimento por un día, comenzando lo puedes realizar una vez por mes y luego , cada 20 días, 15 días y si lo prefieres una vez por semana, los Ayunos prolongados son mejor realizarlos en épocas de vacaciones donde se le va a dedicar todo el tiempo al proceso y para el trabajo espiritual en Semana Santa o antes como previa preparación, pues es una época muy especial al igual que el 25 de Diciembre donde ciertas Energías Cósmicas llegan al planeta y al estar en estado de purificación se canalizan y se captan mejor.

El mejor Ayuno de todos es solo el de agua , pero para muchas personas no es aconsejable por su salud y es muy difícil, se aconseja entonces el de frutas o jugo de frutas pero sin dulce, de pronto un poco de miel , se tiene que tener en cuenta que las frutas tienen que ser dulces , no se pueden ácidas : naranja, mandarina , limón, etc.., estas pueden resentir el estomago. El Ayuno tiene que ir acompañado de Oración, Contemplación , Meditación y Reflexión , para obtener mejores resultados y esta es una época muy propicia para reflexionar y mirar la vida que llevamos, para mirar que no nos llena y no nos tiene contentos, aceptarlo y perdonarlo sin juzgarlo , y seguir adelante.

Por la mañana antes de comenzar el día recién nos levantemos se realiza una oración donde ofrecemos ese Ayuno para la Gloria de DIOS y el bien nuestro y pedimos su protección para que no vaya a ver inconvenientes y todo salga muy bien, y nuevamente cuando vallamos a tomar el primer vaso de agua lo ofrecemos a DIOS para que lo recargué de su luz y ese sea nuestro alimento, cerramos los ojos y visualizamos como la luz de DIOS baja sobre el agua y lo llena y no lo tomamos sintiendo como nos estamos alimentando de la Energía de DIOS, es muy aconsejable realizar este pedido y visualización en cada baso que nos tomemos, o si lo estamos realizando con frutas o algún zumo de frutas también se puede hacer, al final de la noche cuando se rompe el Ayuno se agradece a DIOS por este Ayuno y todo lo que nos ayudo en el. El Ayuno se puede romper al otro día, es mejor o si no por la noche y se consume algo muy ligero como caldos, jugos o alguna fruta, y al otro día ya podemos ir aumentando en comer sólidos poco a poco.

Cuando se realiza con frutas , se escoge una sola fruta durante el día , y la vamos a consumir en 3 tiempos, al desayuno , un poco, al almuerzo un poco mas de cantidad, pues es el momento más importante, es donde le estomago esta totalmente abierto, y es donde se le tiene que dar mas cantidad y a ala comida la misma cantidad del desayuno o un poco menos, durante todo el día se puede ir acompañado de agua, y si es en cantidades mejor, este tipo de Ayuno es muy bueno como preparación antes del de solo agua, y si se prefiere se puede realizar de solo agua y al almuerzo nos tomamos un jugo o comemos alguna fruta.

9 PASOS PARA SUBIR LA VIBRACIÓN

Es el movimiento interno que tiene cada ser o cuerpo que ocurre por el movimiento del electrón alrededor del átomo, todo cuerpo lo contiene, desde el corpúsculo y la célula, hasta el astro y los universos todos está en vibración constante.

La vibración de todo cuerpo puede ser captada y en especial la humana, la de las plantas, piedras y animales por el aura, el Aura que seria: Un campo electromagnético que rodea a cada ser, está compuesto por numerosas líneas de fuerzas, crece y decrece, emite y recibe ondas como todo lo que existe, su sustancia es de la naturaleza de la Luz, es decir a la vez corpuscular y ondulatoria. Su volumen es variable, así como también lo es su color.

El termino tan famoso hoy en día Vibración ya era conocido por las culturas antiguas y famosas como lo es la Egipcia y la de Grecia, de dónde se dio a conocer por medio del gran sabio y maestro ” HERMES TRIMEGISTRO “, en sus enseñanzas del KYBALION sobre los 7 principios de verdad del Universo, en el tercer principio de estos: EL principio de Vibración que dice ” Nada está inmóvil ; todo se mueve; todo vibra “; Este principio encierra la verdad y explica las diferencias entre las diversas manifestaciones de la materia, de las fuerzas, de la mente y aun del mismo espíritu, las que no son sino el resultado de los varios estados vibratorios . Desde el Todo, que es puro espíritu, hasta la más grosera forma de materia, todo está en vibración.

En la actualidad el ser humano está en un estado de vibración de 35.000 átomos ciclo por segundo que depende de su frecuencia de vibración que seria la velocidad de rotación y amplitud del electrón alrededor del átomo, o sea, a mayor velocidad y amplitud del electrón alrededor del átomo, mayor frecuencia vibratoria y a menor velocidad y amplitud del electrón alrededor del átomo, menor frecuencia vibratoria, la menor frecuencia vibratoria podría representarse con el color negro y al mayor por el color blanco, que representa la máxima pureza, el estado del espíritu.

Por los actuales cambios tanto físicos como internos que esta experimentando el hombre, ya todos aprobados por al ciencia , queriendo decir que estamos en una época donde estamos subiendo la vibración y estamos pasando de tener una conciencia tridimensional de captación de la forma a una cuatri y quintudimensional ;estamos despertando una conciencia cósmica, es imperativo realizar una preparación tanto física como espiritual , en la cual se suba la frecuencia vibratoria de 35.000 ciclos a 50.0000 o 70.000 ciclos átomo por segundo, para ayudar al despertar del hombre de esa conciencia cósmica y para adecuarse a los cambios que se están sucediendo que son inevitables e imparables, no son ni malos ni buenos , solo forman parte de la evolución del hombre y del planeta.

Para subir nuestra actual frecuencia vibratoria a una mayor , se nos han comunicado por medio de los hermanos mayores 9 puntos a seguir que se irán desglosando uno por uno a continuación, estos 9 puntos también son utilizados cuando se va a realizar algún trabajo cósmico especial o se va a tener un contacto físico o de cualquier tipo con los hermanos mayores, pues se tiene que subir la vibración para que se de el contacto con ellos , si no se pueden generar trastornos y alteraciones en nuestros cuerpos físicos y cualquiera de nuestros otros cuerpos , porque la vibración de ellos es muy alta, oscila entre 1.000 ciclos átomo por segundo , 1`000.0000 y hasta más , por lo tanto es imperativo equipararse a ellos subiendo la vibración para que se de lo mejor y no vaya a ver problemas y se de el contacto deseado y programado por ellos.

Tenga en cuenta que solo se sube la vibración practicándolos juiciosamente y constantemente, no espere cambios de hoy a mañana , y tenga cuidado de no caer en excesos ni fanatismos, practíquelos muy suavemente y cuando los sienta, y si es posible investigue y amplíelos y asesore de alguien idóneo en los temas que se van a tratar. Los 9 pasos a seguir son:

  1. Ayuno (Purificación)
  2. Alimentación (Sana y equilibrada)
  3. Coherencia (Pensar, Decir y Actuar)
  4. Respiración (Revitalización)
  5. Oración (Hablar con DIOS)
  6. Meditación (Escuchar a DIOS)
  7. Manejo Energía Sexual (Ternura y Amor)
  8. Mantralización (Canto a la Creación)
  9. Vivir en el Eterno Presente ( Aquí y Ahora )

 

  1. AYUNO (PURIFICACIÓN)

El AYUNO es un acto de la perdida de la necesidad de comida que se realiza voluntariamente y la abstención de probar alimentos por un determinado lapso de tiempo, especialmente de alimentos sólidos , permite que el organismo descanse de la función de digestión y actúe en las funciones de eliminación y desintoxicación activando las capacidades de regeneración y renovación de todo el organismo, es el método de purificación mas natural y efectivo que se conoce, los animales lo realizan cuando se sienten enfermos, se abstienen de comer hasta que se mejoren y la Fuerza Vital de la naturaleza les devuelve la salud; al ayunar se le permite a la naturaleza obrar en el cuerpo físico y los otros cuerpos, y ella se encarga de restablecer la armonía y el equilibrio orgánico.

El ayuno limpia el cuerpo de podredumbre y lo mantiene sano eliminando todo lo indeseable acumulado en el cuerpo durante años de alimentación inadecuada, también en el ayuno se elimina la materia astral inferior del hombre, provenientes de la alimentación carnívora y del consumo del café, tabaco y alcohol; si bien un proceso de completa purificación de los cuerpos puede llevar años, según el grado de envenenamiento del cuerpo.

En la Medicina AYURVEDA, que es la medicina que se practica en India por las enseñanzas que dejaron los VEDAS, esa gran cultura y civilización especial , se aconseja que se Ayune un día a al semana para tener una muy buena salud.

La mayoría de las religiones tienen como bien el de ayunar , cada una lo practica y lo dispone de un modo diferente y hasta tienen propósitos un poco diferentes , pero lo importante es ayunar, en la Iglesia Cristiana se tiene como bien Ayunar antes de cualquier evento de carácter Espiritual , como: antes del miércoles Santo de ceniza y la comunión, en el Islam se realiza un mes entero de Ayuno que se conoce como RAMADÁN, También el Nuevo y Antiguo Testamento consideran al Ayuno como señal de Humildad y penitenciaante DIOS, en los mensajes Marianos siempre la Virgen Maria lo aconseja como preparación para la segunda venida de su hijo Jesuscristo, en las culturas indígenas losChamanes lo utilizan tanto para ellos como para sus adeptos antes de realizarse un rito de iniciación sagrado o para la toma de alguna sustancia enteo gena como el YAGHE.

 – ¿Qué ocurre cuando ayunamos?

Las reacciones que provoca el ayuno son fisiológicas y completamente normales. Lo que le ocurre es que el organismo moviliza sus propias reservas de calorías para conseguir la energía que necesita. Por lo tanto ayunar voluntariamente no es pasar hambre, ya que durante el Ayuno desaparece el apetito. Y tampoco supone entrar en un estado de debilitamiento o desnutrición, pues esta situación sólo se produce cuando no se dispone de reservas. Tampoco se producen carencias de elementos esenciales , ya que nuestro cuerpo tiene reservas.

Esta movilización de las reservas que hemos acumulado permite una regeneración o limpieza interna. Por eso, el Ayuno tiene un efecto depurativo sobre el organismo. Además, al verse liberado del trabajo de la digestión, dispone de un aporte de energía extra que puede utilizar para otras funciones con mayor eficacia.

El primer hecho que se constata es que el organismo tiene reservas. Estás se acumulan en el organismo en forma de glucosa, grasas o proteínas.

  • El propósito del AYUNO:

Los propósitos del ayuno son muchos : por salud, de higiene, a nivel anímico, sociales y espirituales , y cada uno de ellos no se puede separar del otro, van interrelacionados, pero los principales son 2: por Salud y Espiritual , de hecho el espiritual fue el mas usado antiguamente, ahora las medicinas alternativas y naturistas lo aconsejan y utilizan mucho pues han encontrado en el un método eficaz para la desintoxicación del organismo y para curar y ayudar a mejorar un sin fin de enfermedades.

El propósito del Ayuno en la parte Espiritual: Es el de sacar todo lo venenoso, podredumbre, vibraciones astrales inferiores y energías negativas, y la Fuerza Vital de la naturaleza echará del cuerpo todo lo indeseable para que teniendo un cuerpo mas sano y purificado, el SER se manifieste más claro y profundo y así el cuerpo sea digna morada del Espíritu Santo, así como el hombre que construye una casa nueva , y hecha primero los cimientos de la casa vieja y levanta nuevamente sólidos cimientos para construir con materiales nuevos una morada nueva digna donde vivir, así el Ayuno hecha todo lo que no sirve y estorba y construye un nuevo templo con materiales nobles al Espíritu para que pueda vivir en el cuerpo y se manifieste mas claramente.

El propósito del Ayuno en la parte Física: Es el de por medio de al acción de abstenerse de alimentos permitir que el organismo descanse de la labor diaria de alimentación activando las capacidades de desintoxicación, eliminación y renovación y así mejorar la salud y ayudar al proceso de algunas enfermedades y curar otras.

  • Beneficios del AYUNO Físicos:
  • Ayuda al organismo a vencer las infecciones
  • Elimina la materia astral inferior y vibraciones negativas
  • Purifica los cuerpos sutiles
  • Limpia el cuerpo
  • Clarifica y fortifica la mente y los sentidos
  • Saca los venenos del organismo por años de alimentación inadecuada
  • Quema la basura que estorba el flujo de la sangre
  • Normaliza y purifica al sangre
  • Revitaliza el cuerpo por el ahorro de energía que se hace
  • Se experimenta modificaciones hormonales que estimulan los mecanismos de desintoxicación hepática
  • Variaciones en el nivel de acetona actúan sobre el cerebro, produciendo sustancias que estimulan la capacidad curativa del cuerpo
  • Activa eliminaciones en general y en especial las de las materias morbosas del organismo
  • Da un reposo completo a los órganos vitales
  • Para la absorción de alimentos que se descomponen en los intestinos e intoxican después el cuerpo
  • Vacía las vías digestivas y elimina las bacterias de putrefacción
  • Da a los órganos de eliminación la oportunidad de poner al día su trabajo y facilitar la eliminación
  • Restablece la química fisiológica normal y las secreciones normales
  • Rejuvenece las células y tejidos y regenera el cuerpo
  • Permite la conservación de la energía y la canaliza de una forma mas adecuada
  • Aumenta los poderes de digestión y asimilación
  • Mejora le funcionamiento general del cuerpo

 

  • Beneficios del AYUNO Espirituales:
  • Limpia el Templo del Espíritu Santo
  • Aumenta la fuerza de voluntad
  • Por la fuerza de voluntad necesaria para resistir los embates del apetito aumenta la estabilidad psicológica y la auto confianza
  • Puesto que las cadenas que atan al espíritu con el cuerpo son mas frágiles es mas fácil conseguir el éxtasis y gozo espiritual
  • Se consigue una visión interior mas aguda y profunda
  • Aumenta la devoción personal y la Fé
  • Se establece una comunicación mas directa con DIOS, puesto se puede oír mas fácil
  • Una llave al poder de DIOS
  • Hacernos mas humildes
  • Clarifica la visión interior
  • Poder oír con mas claridad la voz interior
  • Es un tiempo propicio para entregarse mas a la Meditación y Oración
  • Hace del hambre una virtud
  • Ayuda al despertar de la Conciencia Cósmica
  • Se canaliza la energía mas fácil, puesto que es una época propicia para la sanación
  • Puesto que se esta mas limpio interiormente se puede realizar ejercicios de Perdón mas fáciles y efectivos
  • El Ayuno es algo sobrenatural, por que aplastamos lo carnal , para entrar en lo sobrenatural de DIOS.
  • Ayuda al domino propio
  • Nos pone en lugar de sensibilidad al Espíritu
  • Como realizar el AYUNO

Lo más importante que se tiene que tener en cuenta para cualquier tipo de ayuno es la salida y entrada de este, tiene que ser lenta , suave y paulatinamente, tiene que hacerse conjugos de frutas o frutas frescas, si se prefiere y es muy aconsejable al día anterior antes de hacerse el Ayuno , comer lo mas ligero posible para ir preparando el cuerpo para el otro día en el que vamos a Ayunar, y en el momento de la comida tomar solo un jugo de alguna fruta o comer alguna fruta y tomar mucho agua, también es importante no comer nada después de las 10:00 pm para una mejor preparación , pero si se puede tomar agua, y entre mas ,mejor.

Si lo vas a realizar por vez primera es mejor que antes te vallas preparando suprimiendo una o 2 comidas en el día por semana , y ve aumentando poco a poco con el fin de que no se resienta el estomago, hasta que puedas llegar a suprimir el alimento por un día, comenzando lo puedes realizar una vez por mes y luego , cada 20 días, 15 días y si lo prefieres una vez por semana, los Ayunos prolongados son mejor realizarlos en épocas de vacaciones donde se le va a dedicar todo el tiempo al proceso y para el trabajo espiritual en Semana Santa o antes como previa preparación, pues es una época muy especial al igual que el 25 de Diciembre donde ciertas Energías Cósmicas llegan al planeta y al estar en estado de purificación se canalizan y se captan mejor.

El mejor Ayuno de todos es solo el de agua , pero para muchas personas no es aconsejable por su salud y es muy difícil, se aconseja entonces el de frutas o jugo de frutas pero sin dulce, de pronto un poco de miel , se tiene que tener en cuenta que las frutas tienen que ser dulces , no se pueden ácidas : naranja, mandarina , limón, etc.., estas pueden resentir el estomago. El Ayuno tiene que ir acompañado de Oración, Contemplación , Meditación y Reflexión , para obtener mejores resultados y esta es una época muy propicia para reflexionar y mirar la vida que llevamos, para mirar que no nos llena y no nos tiene contentos, aceptarlo y perdonarlo sin juzgarlo , y seguir adelante.

Por la mañana antes de comenzar el día recién nos levantemos se realiza una oración donde ofrecemos ese Ayuno para la Gloria de DIOS y el bien nuestro y pedimos su protección para que no vaya a ver inconvenientes y todo salga muy bien, y nuevamente cuando vallamos a tomar el primer vaso de agua lo ofrecemos a DIOS para que lo recargué de su luz y ese sea nuestro alimento, cerramos los ojos y visualizamos como la luz de DIOS baja sobre el agua y lo llena y no lo tomamos sintiendo como nos estamos alimentando de la Energía de DIOS, es muy aconsejable realizar este pedido y visualización en cada baso que nos tomemos, o si lo estamos realizando con frutas o algún zumo de frutas también se puede hacer, al final de la noche cuando se rompe el Ayuno se agradece a DIOS por este Ayuno y todo lo que nos ayudo en el. El Ayuno se puede romper al otro día, es mejor o si no por la noche y se consume algo muy ligero como caldos, jugos o alguna fruta, y al otro día ya podemos ir aumentando en comer sólidos poco a poco.

Cuando se realiza con frutas , se escoge una sola fruta durante el día , y la vamos a consumir en 3 tiempos, al desayuno , un poco, al almuerzo un poco mas de cantidad, pues es el momento más importante, es donde le estomago esta totalmente abierto, y es donde se le tiene que dar mas cantidad y a ala comida la misma cantidad del desayuno o un poco menos, durante todo el día se puede ir acompañado de agua, y si es en cantidades mejor, este tipo de Ayuno es muy bueno como preparación antes del de solo agua, y si se prefiere se puede realizar de solo agua y al almuerzo nos tomamos un jugo o comemos alguna fruta.

INSTITUTO CEPE DE ARGENTINA

 

Estándar
Sin categoría

LAS ARTES ADIVINATORIAS – Instituto CEPE de Argentina

artes_adivinatorias

Existe una gran variedad de métodos y formas adivinatorias que fían su conocimiento del porvenir a las leyes del azar, y que se concretan en la utilización del sorteo adivinatorio (echar a suertes) para sacar sus conclusiones sobre el futuro y el porvenir, y para desvelar las claves que el destino tiene reservadas a cada persona.

Todas estas artes adivinatorias se agrupan bajo el nombre de “Cleromancia”, aunque cada una de ellas conserva su propia  particularidad, la cual dependerá, en todo momento, de la clase de objetos que se utilicen en la lectura del porvenir. Lo cierto es que la “Cleromancia” utiliza los sorteos con fines precognitivos, lo que dará lugar al surgimiento de las diversas artes adivinatorias, que no son más que una especie de mántica menor y que, por exigencias metodológicas, y para su conocimiento y alcance, conviene enumerar.

Respecto a todo lo antedicho, cabe citar en primer lugar la mántica denominada “Petimancia”, que consiste en lanzar al aire bastoncillos, varillas, tablillas pintadas y otros objetos; para leer sus resultados hay que conocer muy bien el verdadero significado de todas las figuras, formas y posiciones que pueden adoptar los objetos en cuestión al caer. Estos, pueden lanzarse con la mano o, también, sirviéndose de recipientes tales como un cántaro hondo; de aquí que, uno de los sinónimos que tiene la “Petimancia”, denomine “Cubomancia”. Otros nombres asimilables a la “Cleromancia” son los siguientes: “Rabdomancia” (que contiene la “Palomancia” y los “Sortilegios Prenestinos”), “Belomancia”, “Acutomancia”, “Ragalomancia” y “Fabanomancia”.

RABDOMANCIA

 La “Rabdomancia” es un arte adivinatorio que se sirve de varillas o palillos para emitir sus conclusiones acerca del inmediato porvenir y del futuro destino; de aquí que tenga como sinónimo principal a la “Palomancia”. Las varillas que más se han empleado son las de sauce o avellano. Sin embargo, entre los pueblos pescadores de Anam, existe la costumbre de utilizar los palillos que les sirven de cubiertos para determinar qué acto futuro les será más favorable o les reportará más beneficios. Estos pueblos anamitas tienen también supersticiones relacionadas con el tabú de la muerte de los animales y el poder de sus espíritus.

Nadie lo ha explicado mejor que el célebre antropólogo Frazer, en su genial obra “La Rama Dorada”, donde en el capítulo dedicado a las personas tabuadas escribe lo siguiente: “Estas ideas, si estamos en lo cierto, son el respeto que siente el salvaje por las almas de los animales, especialmente los valiosos o los formidables, y el miedo que abriga a sus vengativos espíritus. Una confirmación de este punto de vista puede deducirse de las ceremonias que los pescadores de Anam cumplen cuando una ballena muerta embarranca en la orilla. Sabemos que estos pescadores anamitas dan culto a la ballena en consideración a los beneficios que les reporta. Difícil es encontrar una aldea en la costa que no tenga su pequeña pagoda conteniendo huesos de ballena más o menos auténticos.

Cuando vara en la orilla un cadáver de ballena, el pueblo le hace un entierro solemne. El hombre que primero la vio actúa de maestro de ceremonias dirigiendo los ritos del mismo modo que, como jefe del duelo y heredero, lo haría por una persona allegada. Usa todas las prendas de luto, el sombrero de paja, su túnica blanca de grandes mangas vueltas del revés y los demás aditamentos de un luto rigurosos.

 

Como pariente más próximo, preside el duelo y ejecuta los ritos funerarios. Se queman perfumes y candelas de incienso, se esparcen hojuelas de oro y plata y se disparan cohetes. Cuando ha sido cortada la carne y extraído el aceite, entierran los restos en la arena, donde construyen un tingladillo y hacen en él ofrendas. Es usual que, algún tiempo después del entierro, el espíritu de la ballena enterrada tome posesión de alguna persona de la aldea y declare por su boca si es macho o ”hembra”. La importancia que los anamitas conceden al lanzamiento de los palillos es tal que, en opinión de los más cualificados estudiosos de las “Ciencias Adivinatorias”, aquellos no llegan a realizar proyecto alguno mientras no tengan el convencimiento de que el resultado de las figuras formadas por los palillos al ser lanzados por el adivino de la aldea les es favorable. Y es que la mántica de los anamitas sirve para determinar los días favorables o fastos y los días desfavorables o nefastos. Este arte de interpretar y conocer el porvenir consiste, esencialmente, en tomar un pequeño montoncito de palillos elegidos al azar, menester que se le encarga a un niño o a una “mano inocente”.

En cuanto el adivino tiene en sus manos los palillos, se selecciona diez de ellos y los demás los deja en un montón aparte, pues nunca se realiza esta ceremonia con más de diez palillos. Para llegar a dominar el significado íntegro de las diferentes figuras que se forman al lanzar los palillos hace falta conocer determinadas claves relacionadas con lo que los orientales denominan los “diez troncos de la noche” y, además, todo ello debe combinarse con el denominado “tronco del ciclo celeste”. A ello hay que añadir la variable obtenida de la división del día en seis partes: mañana, tarde, noche, mediodía, medianoche y amanecer. Las diversas combinaciones que surgen, al relacionar la serie de variables apuntadas, hacen atractivo y complejo el arte de la “Rabdomancia”, el cual quedará como un coto vedado a miradas espurias y, por lo mismo, accesible sólo para los adivinos y sus adeptos.

SORTILEGIOS PRENESTINOS

Otra de las artes adivinatorias contenidas en la “Rabdomancia” es aquella que se lleva a cabo por medio de los denominados “Sortilegios Prenestinos”. Fueron los antiguos romanos de Preneste quienes más utilizaron este método adivinatorio; el cual consistía, esencialmente, en consultar al oráculo y escuchar con atención sus veredictos. La creencia popular consideraba al santuario de Preneste como un lugar sagrado, y al oráculo que en él se guardaba le atribuían un carácter misterioso, cargado de secreto y tradición. Algunos célebres escritores romanos, entre los que cabe destacar a Cicerón, difunden en sus crónicas el sentido mítico del oráculo de Preneste y, al mismo tiempo, narran en sus crónicas escenas llenas de simbolismo esotérico y de significación adivinatoria.

Respecto a todo lo anteriormente expuesto, escribía Cicerón que un noble romano, perteneciente a una de las más poderosas e influyentes familias patricias, había tenido un extraño sueño en el que se veía como único protagonista, realizando determinadas tareas y recibiendo curiosas órdenes, la más importante de las cuales consistía en trasladarse a un lugar señalado, y poco accesible, para partir una dura roca que allí se encontraba.

Como el sueño se repitiera e, incluso, se troncara en amenaza, el noble patricio tuvo miedo y se propuso buscar la roca. En cuanto la hubo hallado, procedió a romperla en pedazos, y al cumplimentar su tarea observó que en el centro de la roca había depositadas varias tablillas de madera de roble, cada una de las cuales contenía grabados sortilegios en antiguos caracteres. Como los arúspices predijeran que esos sortilegios, descubiertos en el interior de una dura roca por un noble patricio, llegarían a ser muy célebres, y hasta se hallan imprescindibles para conocer el futuro y el destino de Roma, los sacerdotes decidieron encargar la construcción de una caja de olivo para guardar los sortilegios.

El olivo en cuestión se encontraba en el templo de la Fortuna, y de sus raíces emanaba hacia la superficie una especie de líquido semejante a la miel. Por esto mismo, los sortilegios sólo pueden sacarse del estuche labrado con la madera de este olivo tan singular, cuando lo ordene la diosa Fortuna.

BELOMANCIA

 Otra de las artes adivinatorias, asimilable a los sortilegios, en cuanto que también fía su conocimiento del porvenir a los sorteos (echar a suertes) adivinatorios, es la “Belomancia”. Esta mántica se realizaba con flechas, las cuales, previamente marcadas, se arrojaban al suelo, aunque en ocasiones también podían sacarse de un carcajo de una alijaba. En la antigüedad fue muy practicada la “Belomancia”, especialmente se utilizó este método adivinatorio entre los pueblos germanos; también los antiguos caldeos y los babilonios se servían de sus flechas para conocer el futuro. Otro tanto sucederá  con los guerreros persas, quienes utilizaban con profusión sus flechas para adivinar cómo les iría en la lucha contra sus enemigos, aunque más tarde esta mántica sería practicada en masa por todo el pueblo persa. Los  árabes y los turcos también echaron mano de la “Belomancia” para conocer el futuro y el porvenir.

En la Meca, la ciudad del profeta Mahoma, e encuentran tres flechas con tres marcas distintas, éstas se utilizaban en la antigüedad para conocer la respuesta exacta a toda clase de preguntas sobre el destino y el futuro. Las marcas de cada flecha tienen un significado que las distingue entre sí: la primera de ellas simboliza el “orden”; la segunda representa la “defensa”; y la tercera significa “espera”. Las flechas se tiraban al azar con un arco, o con una ballesta, y según el significado detentado por la flecha elegida en cada momento, así sería la solución a la pregunta emitida previamente. Con los tres significados apuntados se daba respuesta a todo tipo de problemas sobre el inmediato porvenir y el inescrutable destino.

Por su parte, los guerreros turcos utilizaban cuatro flechas para la práctica de la “Belomancia”: dos de ellas representaban a su propio ejército, mientras que las otras dos simbolizaban al enemigo. El ritual a seguir consistía en colocar las cuatro flechas perpendicularmente sobre el suelo, formando un haz y apoyándose unas sobre otras, en delicado y endeble equilibrio, cuidando de que sus puntas quedaran siempre hacia arriba. Transcurrido un tiempo de espera, las flechas caerían al suelo y quedarían unas sobre otras: cuando las flechas que quedan encima son las que representan al enemigo es un indicio de que será  el adversario quien gane la batalla; si las flechas que simbolizan al propio ejército quedan encima de las que representan al enemigo, entonces es señal de que el adversario perderá la batalla.

Algunas tribus indias de Norteamérica también practicaban con sus flechas la “mántica” adivinatoria de la “Belomancia”; no obstante, en la actualidad esta forma de predecir el futuro ha caído en desuso puesto que las flechas ya no se utilizan ni en contiendas ni para la  caza.

ACUTOMANCIA

 Este método adivinatorio, también asimilable a la “Belomancia”, en cuanto que fía sus conclusiones sobre el destino y el porvenir a la suerte y al azar, no es tan antiguo como los anteriormente descritos. Parece que se ha mencionado, y explicado, por primera vez en el célebre “Diccionario Infernal” de Collin de Plancy. En un primer acercamiento, la “Acutomancia” se asocia e identifica con la “mántica” que utiliza para sus predicciones objetos puntiagudos y, de modo muy especial, agujas o alfileres. El arte de la adivinación por las agujas aparece mas diversificado que el método de adivinación por los alfileres. Y así, en opinión de notorios estudiosos del esoterismo y de las “Ciencias Adivinatorias”, uno de los métodos de adivinación por las agujas que goza de mayor popularidad es aquel que se realiza con arreglo a un curioso ritual. Consiste éste en coger trece agujas y arrojarlas a un plato hondo y lleno de agua de lluvia (también puede llenarse el plato con agua limpia y pura).

De la posición que adopten las agujas al caer dependerá  la lectura e interpretación de esta “mántica”. Si después de lanzar las agujas, éstas quedaran en el fondo del plato unidas entre sí, entonces es señal del advenimiento de alguna desgracia personal para el consultante: cuantas más agujas haya pegadas unas a otras, mayor será  la desgracia sobrevenida, o la intensidad del dolor causado al consultante.

Por el contrario, si las agujas arrojadas al plato lleno de agua de lluvia, al llegar al fondo de éste se dispersan, y no queda ninguna de ellas pegadas o unidas entre sí, entonces es un indicio de que al consultante le espera un porvenir dichoso y un futuro lleno de felicidad: tendrá suerte en la vida y podrá poner en práctica sus proyectos más ambiciosos sin temor al fracaso.

Otra forma de adivinación por las agujas consiste en trazar un círculo y colocar en el centro, o dentro de él, un montón de agujas (aproximadamente veinticinco agujas); a continuación, y con ayuda de una pelota maciza se esparce el montón de agujas. La posición de las que caigan fuera del círculo es la clave para interpretar y conocer el porvenir del consultante.

Otras “mancias” menores, similables también a la “Rabdomancia”, en el sentido de que fían su conocimiento del porvenir al azar y a los sorteos adivinatorios (echar a suertes), son la “Ragalomancia” y la “Fabanomancia”. La primera de ellas es un arte adivinatorio que emplea botones de oro, canicas, tablillas pintadas, dados y tabas para conocer la suerte futura del consultante. En cuanto a la “Fabanomancia”, algunos autores la consideran más una especie de magia que un arte adivinatoria y, en todo caso, se la asimila a la “mántica” denominada “Quiamobolia”, la cual consiste en adivinar el porvenir por medio del lanzamiento de habas. Entre los antiguos griegos era frecuente utilizar el procedimiento de la “Quiamobolia” para sus predicciones y, en tal sentido, sorteaban habas negras o blancas con el propósito de hallar las claves del porvenir y del futuro. También, y ya en el ocaso del medievo, las mujeres venecianas que buscaban marido echaban puñados de habas para que rodaran por el suelo: las diversas y caprichosas posiciones que adoptaban las habas en el suelo presagiaban las posibilidades que tenían las mujeres para encontrar hombres a su gusto.

 ARTES ADIVINATORIOS

Este método adivinatorio, también asimilable a la “Belomancia”, cuanto que fía sus conclusiones sobre el destino y el porvenir a la suerte y al azar, no es tan antiguo como los anteriormente descritos. Parece que se ha mencionado, y explicado, por primera vez en el célebre “Diccionario Infernal” de Collin de Plancy. En un primer acercamiento, la “Acutomancia” se asocia e identifica con la “mántica” que utiliza para sus predicciones objetos puntiagudos y, de modo muy especial, agujas o alfileres.

El arte de la adivinación por las agujas aparece mas diversificado que el método de adivinación por los alfileres. Y así, en opinión de notorios estudiosos del esoterismo y de las “Ciencias Adivinatorias”, uno de los métodos de adivinación por las agujas que goza de mayor popularidad es aquel que se realiza con arreglo a un curioso ritual. Consiste éste en tomar trece agujas y arrojarlas a un plato hondo y lleno de agua de lluvia (también puede llenarse el plato con agua limpia y pura). De la posición que adopten las agujas al caer dependerá  la lectura e interpretación de esta “mántica”.

Si después de lanzar las agujas, éstas quedaran en el fondo del plato unidas entre sí, entonces es señal del advenimiento de alguna desgracia personal para el consultante: cuantas más agujas haya pegadas unas a otras, mayor será  la desgracia sobrevenida, o la intensidad del dolor causado al consultante. Por el contrario, si las agujas arrojadas al plato lleno de agua de lluvia, al llegar al fondo de éste se dispersan, y no queda ninguna de ellas pegadas o unidas entre sí, entonces es un indicio de que al consultante le espera un porvenir dichoso y un futuro lleno de felicidad: tendrá suerte en la vida y podrá poner en práctica sus proyectos más ambiciosos sin temor al fracaso.

Otra forma de adivinación por las agujas consiste en trazar un círculo y colocar en el centro, o dentro de él, un montón de agujas (aproximadamente veinticinco agujas); a continuación, y con ayuda de una pelota maciza se esparce el montón de agujas. La posición de las que caigan fuera del círculo es la clave para interpretar y conocer el porvenir del consultante. Otras “mancias” menores, asimilables también a la “Rabdomancia”, en el sentido de que fían su conocimiento del porvenir al azar y a los sorteos adivinatorios (echar a suertes), son la “Ragalomancia” y la “Fabanomancia”. La primera de ellas es un arte adivinatorio que emplea botones de oro, canicas, tablillas pintadas, dados y tabas para conocer la suerte futura del consultante.

En cuanto a la “Fabanomancia”, algunos autores la consideran más una especie de magia que un arte adivinatoria y, en todo caso, se la asimila a la “mántica” denominada “Quiamobolia”, la cual consiste en adivinar el porvenir por medio del lanzamiento de habas. Entre los antiguos griegos era frecuente utilizar el procedimiento de la “Quiamobolia” para sus predicciones y, en tal sentido, sorteaban habas negras o blancas con el propósito de hallar las claves del porvenir y del futuro. También, y ya en el ocaso del medievo, las mujeres venecianas que buscaban marido echaban puñados de habas para que rodaran por el suelo: las diversas y caprichosas posiciones que adoptaban las habas en el suelo presagiaban las posibilidades que tenían las mujeres para encontrar hombres a su gusto.

AUGURES

 En los tiempos en que florecieron las civilizaciones clásicas, y sobre todo en la época de los romanos, la principal fuente de adivinación la constituían los augurios. Había predicciones de todo tipo, precogniciones diversas y un sinnúmero de artes adivinatorias, a cual más extrañas y misteriosas.

Los intérpretes más cualificados en tiempos de los romanos recibían el nombre de augures y, por lo mismo, nadie más que estos personajes podía adivinar con certeza el porvenir y el futuro. En realidad, a los augures se les tenía por intermediarios o mensajeros de las deidades y formaban una casta muy venerada por el pueblo. Los augures eran consultados antes de llevar a cabo cualquier empresa o iniciar nuevos proyectos, y sus juicios, prescripciones e interpretaciones eran inapelables, normativos y vinculantes.

En muchas ocasiones, de la respuesta dada por los augures dependía el que un gobernante declarará la guerra o firmase la paz. De aquí que la responsabilidad de los augures fuera en aumento con el paso del tiempo; por esto mismo, las personas elegidas para desempeñar este cometido debían ser magistrados, jurisperitos y jurisconsultos, y así, los augures eran nueve magistrados que, entre los romanos, tenían la misión de dilucidar el porvenir y predecir el futuro. Estos nueve magistrados tenían privilegios de los que carecían los demás ciudadanos romanos y debían entregarse enteramente a su cometido, es decir, a interpretar con acierto las consultas que se les hacían; la consideración que, tanto el pueblo como los gobernantes, tenían hacia estos nueve magistrados que ejercían el arte de la adivinación era encomiable.

Se consultaba a los augures antes de contraer matrimonio; a la hora de iniciar un viaje largo; en el tiempo de sementera y en la época de la recolección; con ocasión del nacimiento de un hijo; y, en general, en todos aquellos acontecimientos de la vida ciudadana, tanto privada como pública, que necesitaran de las precogniciones y avisos emitidos por los augures. En cualquier caso, las respuestas de los augures eran tenidas muy en cuenta por todo el pueblo romano ya que se consideraba que, a través de ellas, manifestaban las deidades sus recomendaciones a los mortales. Cuando la república romana entraba en declive, los augures comenzaron a perder credibilidad entre sus coterráneos hasta caer en el más absoluto de los descréditos; sin embargo, sus métodos de predicción y sus formas adivinatorias marcarían un hito en la posterior historia del fenómeno esotérico y del mundo mágico y oculto.

Aunque las predicciones de los augures se realizaban teniendo en cuenta numerosos avatares, hechos y sucesos, sin embargo, el grueso de sus vaticinios provenía de la observación del canto y el vuelo de los pájaros y las aves. Para lo cual, el augur seguía un ritual tan simple como curioso, cuya descripción ayudará a comprender en lo posible el arte de la adivinación. En primer lugar, el augur – ataviado con sus ropajes de colores simbólicos-, para llevar a cabo sus premoniciones, se colocaba en lo alto de un loma procurando mirar hacia el punto cardinal del mediodía, es decir, dirigía su vista hacia el Sur.

A continuación, con su vara sacra y mágica, señalaba al cielo y todas las aves que pasaran por allí constituirían el objeto principal de las precogniciones del augur. Por ejemplo, el vuelo de las águilas era seguido con particular atención, al igual que el vuelo de los buitres por el augur, quien sacaba conclusiones importantes de la forma majestuosa con que esa ave planeaba por las alturas. Pero el augur, no sólo miraba sino que también escuchaba el sonido que emitían algunos pájaros; particularmente se interesaba por los ruidos de la coneja, el gorjear de los cuervos, el piar de las gallinas y los gritos de la lechuza.

Las señales que el augur escuchaba por el lado de occidente eran consideradas nefastas, y las que provenían del lado de oriente, se catalogaban como benignas. Aunque no obstante, la interpretación de una determinada consulta, basándose e estas señales, resultaba bastante dificultosa, sin embargo, los augures era capaces de predecir el porvenir al consultante y profetizar los distintos avatares en los que se verá envuelto el consultante en un futuro próximo.

Para llegar a emitir una profecía exhaustiva, el augur tenía, no sólo que observar el vuelo de las aves, sino también tener en cuenta muchas otras variable tales como la rapidez con que aquellas batían sus alas, la majestuosidad de sus vuelos rasantes y la forma en que se dejaban llevar, a través del espacio, aprovechando la fuerza del viento; también se tenía en cuenta si dejaban o no caer plumas durante el tiempo que duraba su vuelo, si expulsaban sus excrementos al posarse sobre un árbol, etc. Todas estas variables tenían que ser tenidas en cuenta, a la hora de interpretar una profecía, por parte del augur y, en todo caso, siempre existían otros aspectos a considerar que, por lo general, los augures no comunicaban a nadie y mantenían, al respecto el más absoluto secreto. Lo cierto es que existían otras fuentes de adivinación, de las cuales también se servían los augures para predecir el porvenir y conocer el inmediato destino.

Entre estas cabe destacar, por ejemplo, los fenómenos naturales: lluvia, tormenta, trueno, rayo, cometas, eclipses… Hechos, por ejemplo, tan casuales y simples como la caída de un salero, también eran analizados por los augures o, en ocasiones, se interesaban hasta por el sonido de un estornudo; por determinados ruidos cotidianos; por el resplandor de un incendio o la luz del pábido de una vela encendida; por el ruido de una rata al roer las vigas de madera de un viejo desván. Pero, sobre todo, los augures son conocidos por sus interpretaciones del porvenir basándose en el modo como los pollos sagrados comían los granos que les servían de alimento.

Esta forma de predicción se denominaba “Alectriomancia”, y los augures tenían en cuenta, a la hora de predecir el futuro conforme a este arte adivinatorio, variables tales como que los pollos sagrados no quisieran salir de sus jaulas, cuando se les daba el alimento, lo cual se interpretaba como un mal presagio. Si, en cambio, comían los granos que les servían de alimento con gran avidez, entonces era una señal clara de que se avecinaban buenos tiempos para el consultante.

ALGUNOS EJEMPLOS SOBRE VATICINIOS Y SUPERSTICIONES

Desde muy antiguo los vaticinios y las supersticiones han venido a sumarse al bagaje esotérico del pueblo llano, y han dejado de ser explicados por un exclusivo grupo de personas que, por lo general, formaban una casta aparte: adivinos, hechiceros, profetas, sacerdotes… La sabiduría popular sigue interpretando los más antiguos vaticinios de idéntico modo a como ya lo hicieran sus antepasados y, hoy en día, muchas personas evitan todo tipo de situaciones que consideran cargadas de malos presagios. Al propio tiempo, y como contrapartida, se aferran a toda clase de vaticinios portadores de buena suerte.

Por tanto, muchas vetustas supersticiones, lejos de perderse en la noche de los tiempos, han permanecido agazapadas en los subterráneos secretos de la historia de la humanidad y, hasta el día de hoy, siguen aflorando a la superficie con cierta regularidad: mientras haya humanidad, habrá supersticiones. Son numerosos los ejemplos de vaticinios latentes a través de los siglos y así hay hechos que vaticinan buena suerte, mientras otros nos vaticinan mala suerte; también, hay vaticinios que presagian buen tiempo, lluvia o sequía.

Vaticinios de buena suerte

 Encontrar un trébol de cuatro hojas.

Ver volar a una mariposa de alas blancas.

Ver correr a un ratón.

Encontrar una vaina con nueve guisantes.

Ver una mariquita por el campo.

Que se caiga la bebida cuando estemos brindando.

Dormir mirando hacia el mediodía.

Llevar consigo, en lugar  escondido, la pata de un conejo.

Acostarnos en una cama que tenga la sábanas arrugadas.

 Vaticinios de mala suerte

Oír el grito de la lechuza por tres veces consecutivas.

Ponerse a cantar en cuanto nos levantamos de la cama.

Levantarse de la cama con el pie izquierdo, es decir, poner el pie izquierdo en el suelo antes que el  derecho.

Encontrar un trébol de cinco hojas.

Abrir un paraguas dentro de un  edificio cubierto.

Vender lo que hemos recibido como regalo.

Ver un caballo desbocado.

Ver un cuervo volando.

Ver huir a un gato negro.

Perder un guante.

AEROMANCIA

La “Geomancia” predice el futuro mediante la lectura de los trazos del azar, aunque la apariencia lo presente sujeto a la mano del intérprete o adivino. Otro método adivinatorio que entresaca sus predicciones del elemento esencial aire; se trata del arte adivinatorio denominado “Aeromancia”, el cual se define sintéticamente como la adivinación por el aire. En sus orígenes, la “Aeromancia” extendía su campo de acción a todo aquello que, de alguna manera se relacionaba con el aire. Y así, cuando la adivinación se producía mediante la observación del movimiento, y la dirección, de los vientos, se de nominaba “Anemoscopia”.

Esta forma adivinatoria fue muy practicada en la antigüedad clásica; adivinos griegos y romanos interpretaban la acción, y el soplo, de los vientos sobre las hojas caídas de los árboles y sobre la hierba y la vegetación. Y, en todo caso, las leyendas sobre el poder esotérico de los vientos, y sobre su mágico soplar, han condicionado las acciones y los comportamientos de pueblos y civilizaciones, en el transcurso de los tiempos. En este sentido, en la meritoria obra “La Rama Dorada”, del prestigioso antropólogo Frazer, se recogen numerosos testimonios que hablan por si solos del protagonismo que se le concede a los vientos en todas las sociedades y latitudes. Que una vez más sea Frazer, con su escritura amena y detallada, quien explique el alcance del fenómeno de los vientos en algunas latitudes, y para determinados pueblos y culturas.

“En la antigüedad”-escribe Frazer- hubo una familia en Corinto que gozaba de la reputación de poder callar el viento huracanado, pero no sabemos que método empleaban sus miembros para función tan útil, que probablemente les granjeaba una recompensa más sólida que la simple reputación entre la población marinera del Istmo. Aun en época cristiana, bajo el reinado de Constantino, un tal Sopater fue condenado a muerte en Constantinopla por el delito de atar los vientos con su magia, pues aconteció que los barcos que llevaban grano a Egipto y Siria fueron detenidos lejos de la costa por calmas o vientos contrarios, lo que causó despecho y rabia en el populacho bizantino hambriento.

Los hechiceros fineses solían vender viento a los marinos detenidos en puerto por calma. El viento estaba encerrado en tres nudos; si deshacían el primer nudo, se levantaba un viento moderado; si el segundo nudo, un ventarrón, y si aflojaban el tercer nudo, rugía el huracán. En efecto, los estonios, cuyo país está separado de Finlandia solamente por un brazo de mar, creen todavía en las virtudes mágicas de sus vecinos norteños. Los vientos crueles que soplan en el norte y nordeste en primavera se acompañan de calenturas intermitentes e inflamaciones reumáticas, siendo atribuidos por el sencillo campesino estonio a las maquinaciones de los brujos y brujas fineses. En particular, considerar con temor tres días de primavera, a los que dan el nombre de “días de la cruz”. La gente de las cercanías de Tallinn teme salir esos días por miedo a que les maten los vientos crueles de Laponia. Un canto estoniano popular dice: “Viento de la Cruz de impulso poderoso” / Pesados caen tus aletazos al pasar; / “Viento salvaje que ululas funesto y penoso! / En tus ráfagas a los brujos de Finlandia vemos cabalgar.

También cuenta Frazer que este arte de amarrar el viento con tres nudos, de tal modo que según se van soltando, el viento va soplando con mayor fuerza, ha sido atribuido a los brujos de Laponia y a las brujas de Shetland; incluso algunos de estos personajes viven de vender vientos. Frazer añade que el legendario héroe Ulises “recibió los vientos en un odre, de Eolo, rey de ellos.

Los motumotu de Nueva Guinea creen que las tormentas las envía un hechicero de Oiabu; para cada viento tiene un bambú, que abre a capricho. En la cima del Monte Agú, en el Togo, distrito de Africa Occidental, reside un fetiche llamado Bagba que suponen manda en los vientos y la lluvia. Se cuenta que su sacerdote tiene encerrados los vientos en grandes pucheros. Con frecuencia, el viento de tormenta se considera como un ser maligno al que se puede asustar, alejar o matar”.

Se considera, por otra parte, a los fenómenos atmosféricos, meteorológicos y astronómicos cargados de presagios y, en tal sentido, se interpretan los eclipses como señales de malos augurios. Los cometas, también anunciaban desgracias y desdichas. Las estrellas fugaces, en cambio, eran signos que portaban felicidad y dicha; todavía en la actualidad, cuando ven una estrella fugaz, muchas personas piden que se cumpla un deseo íntimo.

La “Aeromancia” era, pues, un arte adivinatorio complejo y diverso; sus augurios se extendían a la interpretación de las nubes, las tormentas, los vientos y hasta el arco iris. Las formas caprichosas de las nubes azotadas por el viento eran estudiadas, particularmente, por los adivinos hindúes. Los etruscos elaboraban sus presagios tras observar el fulgor de los relámpagos y escuchar el ruido de los truenos. En algunos pueblos del sur de Europa, existe aún la creencia de que los truenos predicen sucesos sangrientos o fatales. En definitiva, cada uno de estos métodos adivinatorios dio lugar a determinadas formas de “Aeromancia”.

CLARIVIDENCIA

Dentro de los métodos de predicción, precognición y adivinación conviene reseñar, de forma especial, el conocido fenómeno de la “Clarividencia”. Desde una perspectiva lexical, el término “Clarividencia” aparece definido en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua del modo siguiente: “Facultad de comprender y discernir claramente las cosas. Penetración, perspicacia.” Desde la perspectiva de las “Ciencias Adivinatorias”, la “Clarividencia” es la “adivinación por la contemplación visual del futuro”.

Al contrario que otros métodos adivinatorios, la “Clarividencia” no precisa de grandes rituales ni requiere herramientas, o útiles, sofisticadas. Antes bien, los videntes poseen un conocimiento del futuro que se basa en la propia fuerza energética de su mente; un conocimiento del que pueden echar mano a voluntad y cuando, a petición de un consultante, o a la vista de una determinada situación, les sean requeridos sus servicios. La mayoría de las opiniones de los investigadores y estudiosos de los fenómenos esotérico y adivinatorio, consideran a las personas clarividentes como poseedoras de un don especial para captar la energía que subyace bajo la apariencia con que se presentan los objetos; este don conllevaría, también, capacidades paranormales, merced a las cuales, determinados hechos que no han sucedido pueden ser susceptibles de captación por la mente del clarividente. Esta capacidad para adelantarse a los acontecimientos, así como las posibles consecuencias (fama, dinero, influencias, gloria…) que de ello se derivan, ha movido a muchos clarividentes a guardar celosamente sus precogniciones, y a no manifestarlas más que al propio interesado o consultante.

Además, los clarividentes contemporáneos son cada día más conscientes de que deben permanecer en el anonimato y que, únicamente cuando ya no les fuera posible guardar su secreto debido, por ejemplo, al perjuicio que ello causaría a terceras personas, manifestarían tan abiertamente el poder de su mente para conocer el inmediato porvenir y para captar hechos futuros. Existe, también, la polémica sobre si las capacidades de los clarividentes son innatas o, por el contrario, se adquieren por la práctica o la enseñanza de las artes adivinatorias. Hubo un tiempo en que se creía que había más casos de clarividencia innata que de clarividencia adquirida; por lo demás, de esta última se decía que algunas personas llegaban a lograrla únicamente después de haber anunciado muchas premoniciones falsas y que, para cuando lograban un acierto, ya nadie les hacía caso y, en consecuencia, sus predicciones eran atribuibles al azar.

Las inexorables y, con frecuencia, caprichosas leyes del azar son un hecho a tener muy en cuenta a la hola de leer el futuro. En puridad, puede afirmarse que la “Clarividencia” es un método adivinatorio mediante el cual se pretende desvelar toda una serie de claves esotéricas que aparecen, exclusivamente, cuando el caprichoso azar quiere que se muestren a los humanos. Por esto mismo, el destino, el hado y el azar constituyen otras tantas variables que inciden, y condicionan, el cumplimiento, al pie de la letra, de las precogniciones enunciadas por los clarividentes. De aquí que éstos, ante una pregunta concreta, respondan con tacto y tino calculados pues, tal como lo demuestra la experiencia, no siempre se ven con nitidez y claridad los mensajes que hablan sobre el futuro. Casos como el anuncio de la muerte del presidente Kennedy, antes de que llegara efectivamente a consumarse tal magnicidio (fue una mujer americana, muy conocida por sus poderes clarividentes, quien predijo el asesinato del presidente de Estados Unidos), vienen a corroborar el poder de la mente de estas personas que son capaces de ver mas allá del tiempo presente.

No obstante, son muchas las teorías que asocian, hasta llegar a identificarlas, a la “Clarividencia” con una facultad común a todas las personas, a saber, con la intuición. En otros casos, y especialmente en el campo de las ciencias empíricas y entre algunos de sus más polémicos y cualificados representantes, se dice que no existe capacidad mental alguna por mor de la cual una persona logre predecir hechos futuros, ya que, desde una perspectiva pragmática y científica sólo se ha llegado a constatar la existencia de cuatro fuerzas en la naturaleza: la fuerza de la gravedad, el fenómeno del electromagnetismo y las denominadas fuerza fuerte y fuerza débil. Estas cuatro fuerzas enumeradas, en opinión de investigadores tan notorios y objetivos como el gran Einstein, “pierden intensidad a medida que se alejan de su fuente”, lo que no sucede con el poder de la mente y, en consecuencia, la “Clarividencia” supondría algo así como la “indiferencia de la mente hacia las reglas y normas que rigen esas cuatro fuerzas conocidas”.

 EL MITO DE CASANDRA

Efectivamente las percepciones de los clarividentes escapan a todo control racional o, por mejor decirlo, racionalista, y a toda lucubración positivista de la historia. Las raíces del poder de la mente se hunden en el profundo, y abonado, terreno cuidado por los antiguos magos, oráculos, hechiceros, brujos, adivinos y profetas. Muchos fueron los métodos que se utilizaron para marcar el futuro de una persona e influir en su estado de ánimo y en su salud. Al respecto, explica Frazer lo siguiente: “Así, los nativos del sureste australiano piensan que pueden enojar a una persona colocando trozos cortantes de cuarzo, hueso, vidrio o carbón sobre sus huellas. […] Entre los eslavos meridionales, la muchacha enamorada hace un hoyo en una de las improntas dejadas por el pie del hombre que ama y coloca en un tiesto la tierra que saca; después planta en el tiesto una caléndula, cuya flor creen que no se marchita. Y si sus dorados capullos se abren, florecen y no se marchitan, el amor de su novio crecerá y florecerá del mismo modo y jamás se marchitará. Así, el conjuro de amor actúa sobre el hombre por intermedio de la tierra que el holló. Una antigua costumbre danesa de cerrar tratos se basaba en la misma idea de la simpatetica conexión entre una persona y sus pisadas impresas; cada uno de los contratantes salpicaba las huellas de otro con su propia sangre, dando así prenda de su lealtad. […] Los aborígenes del sureste de Australia creen que un hombre puede ser herido enterrando fragmentos de cuarzo, vidrio y otras cosas así en la huella que dejó su cuerpo acostado; la mágica virtud de estos objetos aguzados penetra en su cuerpo y ocasiona dolores agudos que los ignorantes europeos achacan al reumatismo. Ahora podemos entender nosotros por qué fue una máxima de los pitagóricos que al levantarse del lecho se debe borrar la impresión que deja el cuerpo en las ropas de la cama.”

La “Clarividencia”, pues, es tan antigua como la humanidad misma y, al respecto, baste recordar el legendario nombre de la profetisa Casandra quien, como el dios Apolo se prendara de su hermosura, accedió a casarse con él si éste le concedía el don de la “Clarividencia” o el poder de profetizar y predecir el futuro. Hízolo así Apolo, pero Casandra incumplió su promesa y el matrimonio no llegó a celebrarse. Entonces el dios Apolo hizo que no se diese crédito a las profecías de Casandra y todas las predicciones de ésta, con ser ciertas, nunca llegaron a ser tenidas en cuenta por sus contemporáneos; las consecuencias de esta falta de credibilidad en las premoniciones de Casandra acarrearon la destrucción y saqueo de la ciudad de Troya y llevaron a la profetisa a la muerte, hecho que ella misma había profetizado. Con todo, existen varias clases de “Clarividencia”, las cuales constituyen otras tantas variables de esta percepción extrasensorial. Entre ellas, se destaca la “Clariaudencia” que significa “oír nítida y claramente”: es la adivinación por medio de la audición del futuro. También existe la “Psicometría”, que consiste en leer el futuro de una persona mediante la palpación y el tacto de un objeto que le pertenezca. Otra variable clarividente es la “Metagnomia”, que se caracteriza porque el adivino entra en trance hipnótico y entresaca de sus visiones las predicciones sobre el futuro del consultante. Por último, hay que señalar la denominada “Precognición”, que es un fenómeno paranormal merced al cual se llega a vislumbrar el futuro por el conocimiento interior.

BOLA DE CRISTAL

Dentro de la “Cristalomancia”, el método adivinatorio por excelencia es la “Bola de Cristal”, popularizado y conocido por todos los estudiosos de las “Ciencias Adivinatorias”. Este método se denomina también “Arte berílico”, o “Arte del Berilo”, porque el material del que está compuesta la esfera de cristal suele ser de berilo, aunque también se utilizan esferas de cristal de cuarzo. La adivinación mediante la “Bola de Cristal” requiere unos prolegómenos y una preparación ritual encomiables. En primer lugar, conviene señalar que no todo el mundo tiene la capacidad suficiente para ver, o interpretar, las representaciones y figuras claves -que llevarían a la predicción y a la precognición del futuro- contenidas en la “Bola de Cristal”.

Por lo demás, antes de iniciar una sesión de interpretación adivinatoria, mediante la visión de las imágenes de la “Bola de Cristal”, es necesario describir la serie de recomendaciones que los estudiosos de las “Ciencias Adivinatorias” preconizan a la hora de catalogar predicciones y precogniciones entresacadas de la “Bola de Cristal”. Y así, se advierte de nuevo que el material de que está hecha la esfera de cristal debe ser berilo o cuarzo, preferentemente. No obstante, también puede utilizarse cualquier otra clase de vidrio, especialmente cuando se es novato, primerizo o aficionado a leer el porvenir mediante los métodos que preconiza la “Cristalomancia”.

De todos modos, la esfera de cristal debe aparecer, tanto interior como exteriormente, limpia y brillante; no debe tener defecto alguno, ni rugosidades ni raspaduras, ni burbujas de aire, pues todo ello podría distraer la atención del adivino. La esfera de cristal es un objeto de uso exclusivo y personal, por lo que nadie -excepto el propio adivino- deberá tocarla. Antes de iniciar una sesión adivinatoria, debe limpiarse siempre la esfera de cristal, para asegurar su transparencia. Se recomienda lavarla con una mezcla de agua y vinagre. Para hacerla brillar, se secará y pulirá con un paño de terciopelo que servirá, al mismo tiempo, para envolverla y guardarla, después de haber sido utilizada. Así mismo, la esfera de cristal deberá depositarse en lugares alejados del calor o del frío; se cuidará, especialmente, de que no le llegue ni a rozar la luz solar, pues resulta perjudicial. Sin embargo, puede exponerse a la luz de la Luna, puesto que sus reflejos son beneficiosos, y contribuyen a que las propiedades de la “Bola de Cristal” se manifiesten con mayor nitidez.

Para leer los mensajes de la “Bola de Cristal”, el adivino tiene que colocarla en una mesa, o sobre cualquier otro soporte; además, debe retirarse a una habitación en penumbra, adonde le acompañarán únicamente dos personas, que serán los consultantes que esperan las respuestas del adivino. En todo caso, los consultantes, tienen que sentarse a cierta distancia del adivino y su bola, y, en todo momento, permanecerán en silencio. El ambiente debe contribuir -y favorecer- al recogimiento, a la reflexión y a la concentración del adivino; por esto mismo, no está de más colocar cortinas en las ventanas para tamizar la luz y vestir la mesa con un mantel de color oscuro o negro.

El fondo negro hace más visibles las imágenes que vayan apareciendo en la esfera de cristal. Algunos adivinos colocan su bola de cristal sobre una mesa que tiene trazado en su tablero el circulo místico, dibujados los talismanes emblemáticos y grabados los nombres más significativos del arte de la “Onomántica”. El adivino, que deberá elegir para sus sesiones una habitación orientada al norte, irá confeccionando sus predicciones y precogniciones a partir de las formas que vaya viendo aparecer en la esfera de cristal, la cual irá adquiriendo tonalidades claras y oscuras durante el transcurso la sesión, hasta permanecer totalmente negra por unos instantes.

En ocasiones, el adivino puede captar representaciones en movimiento e irá explicándolas en voz alta a medida que vayan sucediéndose. Es muy frecuente que las personas poco familiarizadas con la “Bola de Cristal” no vean nada en las primeras sesiones, aunque no por ello deberán desanimarse, puesto que con el tiempo, la perseverancia y la práctica continua alcanzarán la receptividad suficiente para leer su propio destino en la “Bola de Cristal”. Con todo, los símbolos, representaciones, imágenes y escenas más comunes que pueden aparecer en la “Bola de Cristal”, así como su significación e interpretación emblemáticas, son las siguientes:

 ESCENAS EN LA “BOLA DE CRISTAL”

 Cuando las escenas o secuencias aparecen en el interior de la esfera, el adivino interpreta que ya pasaron, o cesarán por completo muy pronto, aquellos acontecimientos que preocuparon tanto al consultante. Cuando las escenas aparecen en la superficie de la esfera, y están situadas en la parte izquierda del adivino, representan realidades y hechos que van a suceder muy pronto en la vida del consultante.

Más, si las escenas aparecen en el lado derecho del adivino, entonces hacen alusión al mundo de las ideas, de la fantasía y de la imaginación. En último caso, si las escenas aparecen en la parte delantera de la superficie de la esfera, son un claro indicio de que el consultante está preocupado por su presente y atemorizado ante el futuro.

ACCIDENTE: Sea de automóvil, ferrocarril, barco, avión, etc., advierte de una catástrofe pasada, presente o futura. El tiempo lo determinan los otros signos.

 AGUA: Casi siempre presagia un viaje o beneficios inesperados.

 AGUACERO: Por lo general, significa desdicha amorosa o dificultades económicas.

 ÁGUILA: Un águila viva, volando, avisa de un próximo cambio de domicilio, de una ganancia imprevista, de un nuevo empleo, de una herencia, etc. Un águila muerta advierte de contratiempos y pérdida de dinero. Un águila sobre una montaña: fama, honores y riqueza.

AMBULANCIA: Advierte de un accidente o de una enfermedad grave.

 ANCLA: Si se ve bien clara es un símbolo favorable para el amor o el éxito en negocios relacionados con el mar o el aire.

 ANILLO: Símbolo relacionado con el matrimonio o unión amorosa. Según cómo se vea, significa propuesta matrimonial o, en su defecto, aplazamiento o rompimiento de un compromiso.

 ATAÚD: Tristes noticias; casi siempre advierte de la próxima muerte de un amigo o allegado. Si es grande, un adulto; si es pequeño, un niño.

 BARCO: Generalmente, significa viajes. Barco hundiéndose: dificultades amorosas o ruptura de compromiso matrimonial. Cuando se trata de una precognición sobre un hundimiento, la visión es tan limpia e intensa que el adivino no se equivoca al interpretarla.

 BODA: Con guirnaldas y flores: casamiento en la primavera del año en curso. Con paisaje invernal; la boda tendrá lugar el próximo invierno.

 CAMA: Con un niño o persona mayor: enfermedad.

 CARAS: Si están sonrientes: buena señal. Si están ceñudas o tristes: mala señal.

 DINERO: En general es un símbolo favorable. Si es de cobre indica prosperidad; de plata, posición profesional o social más favorable en perspectiva; de oro, fortuna cercana.

 FUNERAL: Desgracia, enfermedad mortal, funeral.

 GUANTES: Se recibirá un regalo o buenas noticias.

 NUBES BLANCAS: Muy buena señal.

 NUBES NEGRAS: Señal desfavorable.

 NUBES VIOLETAS, VERDES O AZULES: Perspectivas felices y alegres.

 NUBES ROJAS, CARMESÍ O NARANJA: Señal de inquietud, peligros futuros, enfermedad, sorpresas inesperadas y decepcionantes, calumnias, dolor, fallecimiento.

 NUBES ASCENDENTES: Significan una respuesta afirmativa a la pregunta del consultante.

NUBES DESCENDENTES: Significan una respuesta negativa a la pregunta formulada por el consultante.

 NUBES Y SOMBRAS QUE SE DESPLAZAN HACIA LA IZQUIERDA: Indican que la sesión ha terminado.

 ORO: Favorable en general. Riqueza, fortuna, herencia próxima.

 PÁJAROS: Noticias procedentes de otros países. Si son negros, malas noticias; si son blancos, buenas noticias.

 SERPIENTES: Advierten sobre ataques y confabulaciones de enemigos o falsos amigos.

TREN: Viaje por tierra.

 TRIÁNGULO: Si se apoya por la base es signo de buenas noticias amorosas y financieras. Si está invertido: anuncio de peligro y dificultades.

NUBES EN LA “BOLA DE CRISTAL”

 Si las nubes son blancas, auguran buena suerte. Si son oscuras, el adivino las interpreta como señales nefastas, mensajeras de la mala fortuna. Sin son nubes de diversos colores, indican alegría o tristeza; seguridad o peligro; conflictos o paz; timidez o atrevimiento; miedo o valentía; preocupación o tranquilidad… Cuando en la “Bola de Cristal” el adivino ve nubes que ascienden, descienden o se mueven interpreta tales hechos de diversas formas: Si las nubes ascienden, el adivino explica que son anunciadoras de buenas nuevas para el consultante quien, en lo sucesivo, verá reconocidas sus cualidades de líder, sobre todo en el plano social y público. Si las nubes descienden, entonces indican lo contrario, y el adivino augurará un porvenir para el consultante lleno de incomprensiones y deslealtades. Si las nubes se mueven hacia el lado de poniente, es señal de que los espíritus invocados han acudido a la llamada del consultante. Si las nubes van hacia oriente, revelan que los espíritus invocados ya no se hallan presentes.

SIMBOLOS EN LA “BOLA DE CRISTAL”

Si el adivino ve representaciones que se asemejan a un corazón traspasado por una flecha, predecirá conflictos afectivos. Si ve la imagen de una corona, augurará tiempos gloriosos para el consultante. Si ve una lanza o una espada, presagiará momentos de violencia.

CAPNOMANCIA

 Es un método adivinatorio cuyas predicciones se fiaban a la observación del humo que se desprendía al quemar el incienso en los rituales de las ofrendas a las deidades. Los sacerdotes interpretaban el sentir y las querencias de los dioses mediante la observación del olor, color y textura del humo negro o blanco, más o menos denso, de olor más o menos fuerte… Según los estudiosos de las “Ciencias Adivinatorias”, el arte de la “Capnomancia” fue practicado, de manera especial, por los antiguos adivinos griegos quienes, en un principio, analizaban el humo producido al quemarse los animales que los sacerdotes ofrecían, como víctimas propiciatorias, a los dioses para que se apaciguaran y protegieran a la especie humana. Más tarde con el transcurso de los siglos, se quemaban únicamente granos de algún cereal o de alguna planta que producía efectos alucinógenos, por ejemplo la adormidera o las semillas de sésamo.

PAVESAS Y CHISPAS DESVELADAS

Esta forma adivinatoria puede llevarse a cabo en una reunión de varias personas, el único requisito a tener en cuenta es que las chispas que se desprendan de las brasas sean visibles a todos los asistentes. Hay que señalar, además, que la eficacia de este arte adivinatorio depende, en gran medida, de la capacidad que tengan los asistentes para captar las figuras que formen las ascuas durante el tiempo que dure la combustión. Tales figuras pueden ser las siguientes:

CORAZON: La figura de un corazón se identifica con el mundo emocional y amoroso. Por ejemplo, alguien, especialmente querido por el consultante, está pensando en él.

PAJARO: La imagen de un pájaro anuncia que el consultante recibirá, en breve, buenas noticias.

CUNA: Avisa sobre la presencia de algún desconocido, o predice el advenimiento de un nuevo ser al mundo.

CUCHILLO: Esta imagen es señal de que se avecinan tiempos de discusiones y riñas que el consultante no podrá evitar; al contrario, cuanto más intente mediar en los conflictos, tanto más se verá alcanzado por ellos.

EL PODER DEL FUEGO

Desde tiempos inmemoriales, y en todas las latitudes y alejados lugares, se ha considerado al Fuego como un elemento esencial revestido de un poder enigmático y oculto, pero, a la vez, visible por sus efectos. El Diccionario de la Real Academia define el término “Piromancia” como una “Adivinación supersticiosa por el color, chasquido y disposición de la llama”.

Y así, la predicción por el Fuego adquirió una importancia considerable en la antigüedad clásica y, en puridad, fue el protagonista por excelencia en las ofrendas a los dioses. Por esto mismo, el poder adivinatorio del Fuego viene a identificarse con las fuerzas transcendentes y divinales: el Fuego aleja los malos espíritus y limpia, mediante radical consunción, cualesquiera vestigios de impurezas. Este poder purificador del fuego se pone de manifiesto en los ceremoniales ígnicos que, a lo largo de los tiempos, han sido practicados en diversas latitudes; el prestigio antropológico Frazer,  en su documentada ora “La Rama Dorada” expone exhaustivamente esta tesis purificadora del Fuego: El concepto del fuego como agente destructivo que puede utilizarse para la destrucción de las cosas malas es tan sencillo y evidente que difícilmente puede escapar a la inteligencia ni aun del campesino ás rudo, entre el que estos festivales ígnicos tuvieron u origen. Por otro lado, la idea del fuego como emanación del sol, o, en todo caso, ligado a él por un lazo de simpatía física es mucho menos sencilla y evidente, y aunque el uso del fuego como hechizo para tener sol parece innegable, nunca debemos intentar explicar costumbres populares recurriendo a una idea tan recóndita tenemos a la mano otra más sencilla y que además está apoyada por el testimonio explícito de las mismas gentes. Ahora bien, en el caso de los festivales ígnicos, la gente insiste una y otra vez en el aspecto destructivo del fuego y es muy significativo que el gran mal contra el que dirigen el fuego parece ser la hechicería. Una y otra vez se nos dice que las hogueras se hacen para quemar o ahuyentar las brujas, intención que es gráficamente expresada algunas veces con la quema de una efigie de bruja en la hoguera. Por esto, cuando recordamos la gran preocupación que el miedo a la hechicería ha producido en la mente popular europea de todas  las épocas, sospechamos que la intención primaria de todos estos festivales del fuego era simplemente destruir o por lo menos librarse de las brujas, consideradas como las causas de casi todas las desgracias y calamidades que recaían sobre los hombres, sus ganados y sus cosechas.

Esta sospecha se confirma cuando examinamos los males que por medio de las hogueras y antorchas se suponía remediar. Quizá podemos reconocer como el primero de esos males las enfermedades del ganado, y de todos los males que se cree causan las brujas ninguno es afirmado con tanta insistencia como el daño que producen en los ganados, sobre todo rodando la leche de las vacas. Es muy significativo que el fuego de auxilio, al que podemos considerar como el generador de los festivales periódicos del fuego, se encienda sobre todo como una panacea para las enfermedades del ganado, en especial la morriña o comalia; esta circunstancia sugiere lo que creemos posible en un sentido general, y es que la costumbre de encender fuegos de auxilio o emergencia se remonta a una época en la que los antepasados de los pueblos europeos subsistían principalmente de los productos de sus reaños y la agricultura jugaba aún un papel subordinado en su modo de vivir. Brujas y lobos son los dos grandes enemigos que todavía temen los pastores en muchas partes de Europa, y no debe sorprendernos que recurran al fuego como medio poderoso de alejar a amos. Entre los pueblos eslavos parece que los enemigos contra quienes imaginan combatir con el fuego de auxilio no son tanto las brujas vivientes como los vampiros y otros espíritus diabólicos, y la ceremonia tiende más a rechazar a estos seres funestos que a consumirlos verdaderamente entre las llamas; más para nuestro propósito actual, estas distinciones carecen de importancia. Lo que sí nos interesa observar es que entre los pueblos eslavos el de auxilio, que probablemente es el origen de todos los fuegos ceremoniales que estamos considerando, no un hechizo solar sino clara e inequívocamente nada más que un medio de proteger a hombres y bestias contra los ataques de los seres maléficos que los campesinos creen quemar o ahuyentar por el calor del fuego, de la misma manera que queman o ahuyentan a los animales salvajes. También se supone con frecuencia que las hogueras protegen a los campos contra el granizo y a la granja y la casa de labor contra el trueno y las exhalaciones, pues amos, granizo y tormentas, se cree a menudo que los causan las brujas; por eso el fuego que ahuyenta a las brujas necesariamente sirve al mismo tiempo como talismán contra el granizo, trueno y rayo.

VARIABLES IGNEAS

 Los adivinos antiguos observan las llamas del Fuego que los sacerdotes encendían en honor de las deidades protectoras e interpretan su enigmático sentido. Y así, cuando las llamas aparecían limpias y transparentes, y de ellas no se desprendía  humo ni se generaba ruido alguno, era señal de que los asuntos venideros llegarían cargados de buenos augurios para la mayoría de la población. Lo mismo sucedía cuando en las ofrendas se arrojaban guisantes, granos de trigo o granos de cebada; si éstos, al arder, chisporroteaban de manera ruidosa, predecían un futuro cargado de esperanza y, en todo caso, se erigían en señales que preconizaban un buen porvenir y buena fortuna. A estas formas adivinatorias que tenían, pues, al Fuego como elemento primordial, para elaborar sus predicciones y precogniciones, se denominaba genéricamente “Piromancia”. No obstante, existían, al respecto, variables de la “Piromancia” que, con el transcurrir del tiempo, fueron popularizándose, en unos casos, mientras que, en otros, se perdieron para siempre.

DADOMANCIA

Ya desde la más remota antigüedad -acaso desde hace más cuatro milenios, tal y como han señalado notables estudiosos de las “Ciencias Adivinatorias”- se lanzaban los dados con fines predictivos y se fiaba el conocimiento del porvenir a los resultados obtenidos por las distintas combinaciones de sus números. El azar se erige en poderoso juez cuando se tiran los dados y se confían a su resultado la buena o mala suerte de las personas. En tal sentido, las tiradas de los dados aparecen rodeadas de toda una serie de ritos ancestrales que, en cierto modo, contribuyen al mejor conocimiento del porvenir. Lo mismo ocurre con las formas variadas de los dados, de las cuales se deriva una especie de arte relativo al diseño.

Y así, abundan desde antiguo los dados con figura de hexaedro o cubo; de aquí que, en ocasiones, se denomine “Cubomancia” a la adivinación por medio de dados. Quienes utilizaron este tipo de dados de seis caras fueron los antiguos egipcios y los etruscos. Se han descubierto dados “marcados” entre los muchos útiles que los egipcios -y otros pueblos antiguos del Lejano Oriente- depositaban en las tumbas para que acompañaran a sus muertos pues, según las ancestrales creencias de estos pueblos, había un juicio después de la muerte (el “Ka” o “doble vida”), por esto hacían ofrendas a los difuntos; los antropólogos sacan sus propias conclusiones al respecto, y señalan que los dados tenían una función no sólo esotérica, sino también lúdica, es decir, sobre todo servían para jugar y realizar apuestas, de ahí que estuvieran “marcados” para, de ese modo, jugar con ventaja y hacer trampas en el juego. Entre los romanos era frecuente utilizar dos tipos de dados: unos eran alargados, en forma de tablillas, y tenían la inscripción “malest” (que significa “mala suerte”) en una de sus caras; mientras que otros dados se caracterizaban por tener catorce caras. Entre los pueblos asiáticos, la forma más común de los dados (“dados largos asiáticos”) era cilíndrica, cual palillos cortados, y poco o nada se parecían a los dados clásicos de seis caras. Había, también, dados artísticos, que consistían en figurillas con el número clásico de caras.

“ASTRAGALOMANCIA”

Aunque, como útil más conocido, común y popular se usaba el astrágalo o taba para la adivinación y la predicción. De aquí que la “Astragalomancia” fuera uno de los métodos de adivinación más frecuente utilizados por quienes fiaban el conocimiento del porvenir al azar y sus imprevisibles, caprichosas e inexorables leyes. En su origen, la “Astragalomancia” constituyó una de las artes adivinatorias más populares, ya que se hacía con dos tabas (la taba, o astrágalo, es el nombre que se le da a uno de los huesos del tarso que se articula con la tibia y el peroné) de las patas de un animal, por lo general de un cordero. Cada una de las cuatro caras de estos huesos tenía un sentido simbólico y, tal como explican los estudiosos de las “Ciencias Adivinatorias”, se les asignaban un alcance predictivo y un valor esotérico que, ya desde antiguo, aparecían recogidos en unas tablas que era obligatorio consultar, y que se habían confeccionado conforme a unas reglas tradicionales.

Es famoso, al respecto, el denominado oráculo astragalomántico, el cual, en tiempos, fue consultado con frecuencia por los pueblos de civilizaciones clásicas. Según cuentan las crónicas, este oráculo estaba erigido bajo la protección de Hércules y, en todo caso, corrió la misma suerte que la ciudad en la que residía -la ciudad de Bura-, pues desapareció con ella hace ya más de dos milenios. En épocas mucho más recientes, concretamente a partir del siglo XIX, se utilizaron huesos de las vértebras cervicales como método predictivo idóneo para desvelar aspectos determinados del porvenir. A tal efecto, se grababa letras en las caras de las vértebras y se pretendía, mediante el lanzamiento de estos huesos, hallar un nombre, o una clave, que diera respuesta a las preguntas formuladas por los presentes. Había dados de formas, tamaños y materiales diversos: dados hasta con 20 caras; dados de madera, de hueso de marfil y hasta de metales nobles.

No obstante, los más conocidos y populares han sido los dados de seis caras. No había, por lo demás, una norma general para arrojar los dados y, por lo mismo, podían hacerse predicciones lanzando un solo dado, dos dados o tres dados. Ya en la antigua Grecia se utilizaron los dados de seis caras para  predecir el futuro afectivo a lado de una persona determinada y, en tal sentido, la mejor jugada, o la mejor de las combinaciones, era la denominada “jugada de Venus”, la cual se caracterizaba porque cada uno de los dados aparecía con una cara distinta, es decir, se trataba de combinaciones en las que no se repetía ninguno de los valores de los dados en la misma tirada. Era labor de expertos lanzar y leer los dados y, en cualquier caso, existen diversas apreciaciones en cuanto al sentido y al valor de las diferentes combinaciones.

Y así, se ha dicho que con los dados de seis caras, numeradas del 1 al 6 (ya que cada cara debe tener un número diferente), se puede recabar una respuesta sobre el porvenir del consultante. En este sentido el célebre personaje, autor del “Diccionario Infernal”, llamado Collin de Plancy, ha dejado descrito lo siguiente: “Coged dos dados de seis caras, numeradas del 1 al 6”. Podéis lanzarlos de uno en uno o de dos en dos; en el primer caso aparecerán cifras que van del 1 al 6, y en el segundo caso se conseguirán cifras que van del 1 al 12. Si queréis adivinar un asunto que os preocupa o, en cualquier caso, pretendéis conocer el oculto secreto que se esconde en vuestro futuro, debéis escribir vuestra pregunta en un papel que previamente haya sido ahumado por uno de sus lados al arder una rama de enebro.

Con sumo cuidado colocaréis el papel encima de la mesa, con el lado manchado por el humo hacia abajo y, a continuación lanzaréis los dados. Cada número lo asociaréis con una letra y, enseguida, iréis escribiendo las letras a medida que se presenten; al combinarlas, la respuestas dependerá del valor numérico logrado en cada tirada. La correspondencia entre letras y números será la siguiente: 1=A. 2=E. 3=I. 4=O. 5=U. 6=B, P, V. 7=C, K, Q. 8=D, T. 9=F, S, X. 10=G, H. 11=L, M, N. 12=R. No hay que preocuparse si la respuesta resulta confusa, puesto que la suerte es caprichosa. Hasta aquí los consejos del mago Collin de Plancy, los cuales tienen un gran parecido con el método clásico, de lanzar los dados para su lectura e interpretación. Y así, según la convención aceptada por la mayoría de los más cualificados estudiosos de las “Ciencias Adivinatorias”, para lanzar con provecho los dados y sacar el máximo rendimiento precognitivo, conviene cumplir determinados requisitos, a saber:

  • Uno mismo no puede lanzar los dados para leerse su propio futuro, sino que deben echarse siempre en nombre de otra persona.
  • Los dados siempre hay que lanzarlos en un contexto en el que reine la tranquilidad y el silencio.
  • Conviene tener en cuenta las condiciones atmosféricas para lanzar los dados, especialmente hay que esperar a que llegue el tiempo frío y los aires suaves.
  • Nunca deben lanzarse los dados durante tres veces consecutivas.

 DE LA TEORÍA A LA PRÁCTICA

Uno de los métodos más ensayados por los intérpretes y echadores de dados, y que a la vez se ha hecho más popular, es aquel que basa su fuerza adivinatoria en los resultados de sus diferentes combinaciones y en el ritual mismo con que se lleva a cabo. En primer lugar, el echador de dados trazará un círculo en el suelo o sobre cualquier otra superficie que le facilite el acceso a las tiradas y a la lectura de las diferentes combinaciones. El círculo debe tener entre 15 y 20 centímetros de radio. A continuación seleccionará el número de dados que va a utilizar: por lo general son tres los dados con los que hay que operar. Enseguida, el echador de dados moverá las tres piezas en el cuenco de su mano (aunque también se puede emplear para ello un cubilete de cuero o de cuerno) y lanzará los dados procurando que caigan dentro del círculo, pues si algún dado cae fuera del círculo no se cuenta su valor. Si todos los dados caen fuera del círculo, entonces hay que repetir la tirada de nuevo. Cuando los dados caen fuera del círculo por dos veces consecutivas, entonces hay que abandonar esta iniciativa y dejar para otra ocasión más propicia su lectura pues, como ya se ha dicho, nunca deben lanzarse los dados por tercera vez. En ocasiones se interpreta desfavorablemente el significado del dado que cayó fuera del círculo. Cuando son dos los dados que caen fuera del círculo, se le está avisando al consultante de que tendrá problemas serios en determinados momentos de su vida. Si al lanzar los tres dados, el intérprete se encuentra con que entre todos los que han caído dentro del círculo suman menos de tres puntos, entonces es señal de la inutilidad de semejante tirada, puesto que únicamente puede hallarse el valor adivinatorio de los dados que caen dentro del círculo si estos suman más de tres puntos; en caso contrario, debe abandonarse la iniciativa y dejar la consulta para mejores momentos. Puede suceder, también, que determinados números se repitan durante el desarrollo de sucesivas tiradas, lo cual es interpretado en un sentido favorable pues, por lo general, ello significa que el consultante recibirá breve buenas noticias, especialmente referidas a los aspectos afectivo y crematístico. Si en el transcurso de una tirada, cayera un dado encima del otro, y permaneciera de tal guisa definitivamente, sería una clara señal de que al consultante le aguardan sorpresas agradables en la vida o, también, que debe ser muy cauto a la hora de tomar decisiones que afecten al plano laboral, empresarial o profesional. Lo cierto es que todo ello le ocurrirá al consultante en un plazo de tiempo razonablemente espaciado y corto. Según la más popular y conocida tabla de significados, aceptada y elaborada por cualificados intérpretes y echadores de dados, el simbolismo de los números y su sentido precognitivo, así como el valor adivinatorio de la suma total de los dados que caigan dentro de un círculo único -siempre que sumen más de tres puntos-, durante el desarrollo de sucesivas tiradas, quedarían materializados conforme a una correspondencia que ya se ha hecho clásica y que alcanza su total expresión en los siguientes datos:

 

TRES: Cuando el total de puntos es tres, se interpreta en sentido favorable al consultante. Este puede encontrarse con una noticia agradable proveniente, por lo general, de sus más allegados colaboradores, de sus amigos o de las personas con quienes tiene más frecuente relación y mayor intimidad.

 CUATRO: Si el total de puntos sumados por los dados que caen dentro del círculo es cuatro, entonces se advierte al consultante de sus posibilidades ante una determinada iniciativa. Por lo común indica mala suerte o sorpresas desagradables.

 CINCO: Revela que los deseos del consultante se han hecho realidad de forma inesperada y repentina, casi cuando ya aquél había cejado, o desistido, en su empeño. SEIS: Representa las pérdidas materiales y los reveses de la fortuna, especialmente en todo aquello relacionado con el dinero y el patrimonio.

SIETE: Advierte sobre el advenimiento de ciertas desgracias, especialmente referidas a la opinión torcida y maledicente de quienes rodean al consultante; en todo caso, indica que el consultante, en tales circunstancias, debe actuar con prudencia y sabiduría.

 OCHO: Representa la influencia del medio y la imposibilidad de que el consultante logre defenderse, y pueda salir bien parado, de ciertas calumnias que se han ido tejiendo en torno a su persona.

 NUEVE: Es señal de buenas nuevas, especialmente en el plano amoroso y afectivo. Puede ser que se esté punto de asistir a una reconciliación largamente esperada.

 DIEZ: Simboliza el triunfo personal, el logro de los proyectos del consultante y la buena marcha de cuantas iniciativas llegue a poner en marcha.

 ONCE: Indica desgracias y enfermedad; también se refiere a problemas de entendimiento y, en consecuencia, predice desenlaces, separaciones y desavenencias.

 DOCE: Anuncia buenas nuevas para el consultante, especialmente en todo aquello que se refiere a su mundo anímico y a su psiquismo interno.

 TRECE: Cuando los dados que caen dentro del círculo suman en total trece puntos, es un indicio claro de que al consultante le sobrevendrán, en un plazo corto, determinadas desgracias personales; aunque, en todo caso, puede remediar parte del posible sufrimiento si actúa con prudencia y rectitud.

 CATORCE: Indica que el círculo de amistades y conocidos del consultante está próximo a ampliarse.

 QUINCE: Predice posibles transgresiones de una ley, ya sea desde un punto de vista ético o social, por parte del consultante. En cualquier caso, le avisa de que debe obrar con tino y cautela para no dejarse embaucar con falsas promesas.

 DIECISÉIS: Anuncia la realización de viajes y cambios de ambiente.

 DIECISIETE: Predice transformaciones y cambios substanciales en la vida del consultante, por lo general vienen referidos al terreno íntimo, afectivo y privado.

 DIECIOCHO: Cuando la suma total de puntos, de los tres dados que caen dentro del círculo, es dieciocho, entonces se están anunciando grandes nuevas para el consultante. A éste, el destino le reserva grandes cotas de prosperidad, la mayor felicidad y el mejor de los augurios.

GRAFOMANCIA

 Allá en la protohistoria de la humanidad, cuando aún no se había descubierto la escritura y, en puridad, se trazaban signos con la intención de que perduraran en el tiempo y, consecuentemente, llegaran un día a ser conocidos por las generaciones venideras, comenzó ya a fraguarse el sentido esotérico de la Grafomancia: un arte adivinatorio tan antiguo como la propia enigmática cultura de los más viejos y sabios pueblos que han poblado la tierra. Y así, hace ya mucho tiempo que ancestrales civilizaciones orientales, entre las que sobresale de modo especial la milenaria cultura china, se ocuparon de analizar los rasgos que consideraban más pertinentes en las líneas caligráficas de su escritura. Este antiguo arte de la predicción, denominado Grafomancia, guardaba en principio una tímida relación -por así decirlo- con la Gramatomancia, aunque más tarde se transformaría, de forma paulatina, en un método de análisis de la escritura utilizado para psicodiagnosticar las tendencias del carácter y la personalidad de un individuo. Civilizaciones clásicas, entre la que cabe destacar al pueblo romano, se ocuparon también del estudio de la Grafomancia, y relacionaron los rasgos del carácter de las personas con la diversidad de formas adoptadas en su escritura. De manera especial, se estudió la caligrafía en la Edad Media, época del florecimiento de los célebres monasterios que albergaban en sus espaciosas bibliotecas los más valiosos manuscritos de todos los tiempos. Sin embargo, sería a comienzo del siglo XVII cuando, de la mano del investigador italiano Camilo Baldo -profesor de Medicina en la Universidad de Bolonia-, se escribiría el primer tratado, exhaustivo y contrastado, sobre Grafología. En posteriores épocas fueron sentándose las bases, especialmente por parte de investigadores alemanes y franceses, de los principios grafológicos que regirían desde entonces el estudio y la investigación de los rasgos de la escritura. La Grafología se ha convertido, actualmente, en una ciencia que tiene por objeto conocer las tendencias del individuo a través de su escritura. Universidades de todo el mundo disponen de laboratorios grafológicos que sirven de ayuda sustancial a investigadores, criminólogos y psicólogos. Los rasgos de la escritura, con su complejidad y diversidad, representan la propia esencia de las personas, pues es el cerebro quien dirige la acción, aunque la mano la ejecute. Cada persona tiene una letra que la diferencia de las demás y, por lo mismo, llegar a conocer cada rasgo de la escritura hecha por un determinado individuo equivale a adentrarse en la propia mente de éste, en lo recovecos de su pensamiento y las motivaciones de su acción. La experiencia y el uso de la interpretación de los rasgos de la escritura, hicieron de la Grafología una ciencia empírica, cuyo objeto primordial lo constituyó el estudio científico de los complejos rasgos caligráficos para, a partir de aquí, adentrarse en el complejo mundo de las motivaciones humanas. El notorio psicólogo Jung, cualificado conocedor e incansable investigador, de los símbolos y su valor representativo, también ha concedido gran importancia al análisis grafológico y, en consecuencia, ha estudiado el significado de la escritura y los rasgos caligráficos en relación con el carácter y la personalidad de los individuos. La Grafología es estudiada, actualmente, en los departamentos de las más prestigiosas universidades del mundo y, en definitiva, está considerada como una disciplina que forma parte integrante de los modernos planes de estudio y de los seminarios sobre psicología y criminología. El mundo empresarial ha creado, también, departamentos de análisis grafológicos para la selección de su personal más cualificado, con el objeto de averiguar la capacidad de adaptación, valía y preparación de los aspirantes a los puestos de trabajo ofertados. Con todo, el análisis de la escritura, así como el significado de sus rasgos, aparece cargado de complejidad, puesto que cada persona tiene un tipo distinto de letra, lo cual la hace, a su vez, distinguirse de las demás personas. De aquí que sea imprescindible el análisis exhaustivo de los trazos de las líneas y la delimitación significativa de cada zona de la escritura. Dicho todo lo anterior, se advierte que la Grafología y la Grafomancia han diversificado sustancialmente sus caminos; mientras la primera se ha especializado en el estudio científico del carácter y la personalidad a través de los rasgos de la escritura, la segunda, en cambio, se ha erigido en método idóneo para la adivinación del porvenir a través del análisis de los trazos caligráficos de cada persona.

La Grafomancia, por tanto, se sirve de diversos métodos para dar respuesta idónea a las preguntas realizadas por el consultante acerca de su inmediato futuro. Precisamente, la célebre tablilla adivinatoria, conocida más popularmente por el nombre de “oui-ja”, es uno de los métodos precognitivos pertenecientes a la Grafomancia. Esta tiene, además, variantes como la Gramatomancia que basa sus predicciones en las letras del alfabeto, reunidas al azar. Muchas de las prácticas espiritistas más vulgarizadas, tales como el denominado “vaso parlante” y las “mesas adivinatorias”.

 SECTORES Y MARGENES

Para analizar los signos caligráficos de cualesquiera tipos de escritura, en toda su extensión, se hace necesario conocer los métodos de estudio más universalmente aceptados y adecuados a cada caso concreto. Y así, lo primero que debe hacer el investigador del carácter y del porvenir, a través de la escritura, es dividir en zonas o sectores los signos caligráficos realizados por el consultante y, al propio tiempo, estudiar el espacio de los márgenes. Tradicionalmente se han considerado tres sectores principales, a la hora de iniciar la interpretación del carácter y de la personalidad, basándose en los rasgos de la escritura:

 Sector Central: Es el que verdaderamente delimita la zona principal por la que discurre cada una de las líneas caligráficas. Está formado por el grueso de cada letra, en el sentido de que no hay ningún trazo que escape a su influencia. Todas las letras tienen su parte principal dentro de ese sector y, en todo caso, sólo aquellos rasgos de letras que tienen lazos (por ejemplo la “g”, la “l”, la “h”, la “y”) superan la línea delimitada por esta zona media. El Sector Central simboliza el sentido práctico, las actitudes cotidianas y todo lo que relaciona al consultante con su vida familiar y social.

 Sector Superior: Es la zona que se encuentra por encima del sector central y, en realidad, únicamente los trazos de aquellas letras que caligráficamente sobresalen hacia arriba, serán susceptibles de interpretación y estudio. En este sector superior se encuentran representadas las diversas actitudes relacionadas con el mundo anímico, la fantasía y el ingenio del consultante. Es el plano de lo creativo, de lo intuitivo y del intelecto.

 Sector Inferior: Es la zona que se encuentra inmediatamente por debajo del sector central. Muestra el mundo del consultante relacionado con la emoción, el sentimiento y el afecto. Las letras que atraviesan con sus trazos esta zona inferior son otras tantas pruebas de la existencia de un mundo conflictivo y real, somático y siempre en continua evolución y cambio. Respecto a los márgenes, su importancia es clave a la hora de interpretar la manera en que el consultante coloca el texto en el soporte. Y así, lo márgenes predicen el talante abierto o cerrado del consultante; su sociabilidad, su educación y su actitud, en definitiva, introvertida o extrovertida:

 Margen izquierdo ancho: Indica gran capacidad del consultante, especialmente en el terreno cultural e intelectual.

 Margen izquierdo estrecho: Anuncia la posibilidad de que el consultante se conduzca de forma ruin y mezquina para con sus allegados y amigos.

 Margen derecho ancho: Indica la preocupación que el consultante experimenta ante el porvenir y el temor de aquél al desconocido e inmediato futuro.

 Margen derecho estrecho: Revela la necesidad que tiene el consultante de rodearse de amigos y conocidos, pues, en ocasiones, prefiere contrastar sus opiniones con las de la personas de su entorno.

Margen superior extenso: Advierte sobre la prioridad que el consultante concede a la forma respecto del fondo, especialmente en el terreno ético y los asuntos relacionados con el trabajo o la profesión.

 Margen superior escaso: Indica la falta de previsión del consultante quien, con relativa frecuencia, es seguro que tomará decisiones importantes sin haber reflexionado lo suficiente. Todo ello le acarreará disgustos innecesarios y le creará enemistades entre sus mas cercanos colaboradores.

Margen inferior extenso: Este margen aparece asociado, por lo general, con el plano emocional. Revela el temor que siente el consultante ante situaciones nuevas e inéditas, especialmente relacionadas con el afecto y el amor.

 Margen inferior escaso: Muestra la necesidad que tiene el consultante por conservar, y hacer acopio, de sus bienes y, en  determinados casos, de sus actitudes.

INCLINACION DE LETRAS

 Como ya se ha señalado anteriormente, en el análisis de la escritura hay que considerar variables como los márgenes y las tres zonas en que se divide cada línea: zona media, zona superior y zona inferior. Sin embargo, a todos estos supuestos hay que añadir, además, aquéllos relacionados con la inclinación de la escritura y la mayor o menor presión ejercidas al trazar cada letra. Respecto a la inclinación de las letras, puede afirmarse que, en opinión de la mayoría de los grafólogos, es un hecho relacionado directamente con las cualidades y características temperamentales de las personas.

Inclinación de la escritura hacia la derecha: Es un claro indicio del predominio de cualidades y características tendentes a necesitar de los demás. Por lo común, quienes hacen la escritura inclinada hacia la derecha tienen una personalidad que, por así decirlo, exponen al exterior, es decir, contrastan de continuo con los demás; y, en definitiva, buscan siempre ambientes en los que poder expresar sus opiniones y, sobre todo, pretenden amparo y cobijo. En un sentido universal, quienes inclinan su escritura hacia la derecha, son personas dotadas de una gran facilidad para entablar contactos y para relacionarse con desconocidos en cualesquiera situaciones; de aquí que, decididamente, prefieran vivir rodeados de gente y no en soledad. Se trata, en todo caso de personas que los psicólogos definirían como portadoras de componentes extrovertidos, permeables y abiertas en sus juicios, siempre dispuestas a entablar nuevas amistades y, en todo caso, con un gran sentido de lo emocional: necesitan rodearse de personas queridas, tanto como proyectar su cariño hacia quienes consideran allegados e íntimos. En opinión de psicólogos y grafólogos, la esencia caracterológica de las personas que, siempre de manera inconsciente, es decir, no premeditadamente, inclinan su escritura hacia la derecha es la extroversión. Si la inclinación de la escritura hacia la derecha es muy pronunciada, entonces es señal de sociabilidad y hasta de gregarismo. Especialmente, en este caso, el control mental no es fácil de conseguir y, en consecuencia, se está muy a menudo a merced de los caprichos ajenos.

 Inclinación de la escritura hacia la izquierda: Desde una perspectiva universalista, la inclinación de la escritura hacia la izquierda indica introversión. Todos los psicólogos y grafólogos coinciden en afirmar que este tipo de escritura es propia de personas que tienen un mundo interior y mental rico y creativo, que no desean compartir nada más que con sus colaboradores más íntimos y cercanos. En todo caso, la escritura inclinada hacia la izquierda indica predisposición a la reflexión, ansia de intimidad y necesidad de recogimiento. Los asuntos se abordan desde una perspectiva racionalista, es decir, haciendo más caso a la cabeza que al corazón. Cuando la inclinación hacia la izquierda resulte excesivamente pronunciada, entonces nos hallamos ante un caso claramente individualista y, en semejantes circunstancias, el control de las emociones resultará dificultoso. Quienes, al escribir, inclinan de forma inconsciente, su escritura hacia la izquierda, están mostrando su propia personalidad autónoma, su sentido radical de la libertad y sus preferencias por hallarse consigo mismo, es decir, en soledad, antes que integrado en un grupo anodino, falto de ideas y sin nada que aportar en el campo de lo creativo.

Inclinación variable de la escritura: Este es el caso más común, puesto que la escritura no aparece exageradamente inclinada ni a la derecha ni a la izquierda, sino indistintamente hacia ambos lados; lo cual es indicio de una personalidad poco madura, receptiva a demasiadas excentricidades, acaparadora de un abundante número de ideas y permeable a todo tipo de novedades. En definitiva, se trataría de una personalidad que escondería de forma subyacente un carácter débil, sorprendentemente capacitado para sobrestimar las ideas de gentes con carisma y, ­oh contradicción-, al propio tiempo imposibilitado para exponer sus propios criterios con energía y entereza. En consecuencia, y desde un punto de vista universal, la escritura de inclinación variable es el fiel reflejo de un talante tímido e inseguro; y, decididamente, es reveladora de la impotencia de ciertas personas para elaborar por si mismas sus propios principios, en vez de abrazar y aceptar -sin demasiados escrúpulos y, en todo caso, precipitadamente- cualesquiera consejos, encarecimientos o argumentos ajenos.

GROSOR DE LA ESCRITURA

Escritura muy marcada: La presión que las personas ejercen al escribir, también es objeto de interpretación por parte de los grafólogos y estudiosos de la precognición. Al respecto, los más representativos investigadores del simbolismo de las letras afirman que, desde una perspectiva universal, los escritos que aparecen realizados con trazos muy gruesos y marcados, y en los cuales se detenta una excesiva presión, que persiste a lo largo de los más significativos rasgos de la escritura, revelan intensidad pasional y emocional. La escritura muy marcada es propia de personas que  se preocupan por los asuntos amorosos y afectivos y que, con excesiva frecuencia, no pueden evitar el sentirse condicionadas por aquellos aspectos inherentes al mundo de lo sensual y lo sexual.

 Escritura poco marcada: Una presión apenas perceptible en la escritura revela el carácter y el talante, sumamente críticos, de quienes la realizan. También, esta escritura poco marcada es propia de personas que se conducen con moderación y ejemplaridad; y que derraman por doquier los rasgos más destacables de su carácter respetuoso, abierto y sensible. Desde una perspectiva universal, explican notorios grafólogos y psicólogos, la escritura poco marcada es indicativa de la fuerza acaparadora de la pasión estética, así como de la importancia concedida al plano de lo artístico, lo intelectual y lo cultural.

EL TAMAÑO DE LA ESCRITURA

La importancia del tamaño de la escritura ha ido en aumento a través de los tiempos y, ya en la antigüedad, era uno de los rasgos mejor estudiados y que más peculiaridades contenía. La escritura grande y clara llamaba la atención de los estudiosos, pues era la prueba externa mas fehaciente de la existencia de nobles ideas en la mente de las personas: escribir con claridad equivalía a pensar con claridad y verdad. Aplicando el criterio del tamaño, los estudiosos de la Grafología han clasificado la escritura de tres modos diferentes: grande, media y pequeña.

Escritura grande: Cuando las personas hacen las letras muy grandes, y exageran los rasgos de su escritura, están exponiendo acaso sin proponérselo- a la consideración de los grafólogos aquellos rasgos de su carácter más relacionados con el propio mundo íntimo y anímico. Todos coinciden en afirmar que cuando una persona hace la letra muy grande revela, consecuentemente, la propia grandeza del mundo y el ambiente que quiere para sí. La letra grande revela un carácter grande, una naturaleza comunicativa y expansiva, en la cual la mezquindad brilla por su ausencia. Desde una perspectiva universal, las personas que hacen la letra grande son proclives a frecuentar ambientes bulliciosos y, en consecuencia, se sienten muy a gusto si llevan una vida ajetreada y de intensas relaciones sociales: aunque, en ocasiones, acaso corran el riesgo de acaparar excesivamente la atención de los demás y, por ende, puedan verse expuestas al ridículo.

Escritura de tamaño medio: Es fiel reflejo de la racionalidad con que, las personas que la realizan, abordan la mayoría de las situaciones delicadas de su vida. También es una prueba de la capacidad de adaptación y de la comprensión necesarias para tratar determinados asuntos, especialmente aquellos en los que pueden resultar perjudicadas personas indefensas e inocentes, tales como niños o ancianos.

Escritura pequeña: Revela atención y meticulosidad en los planteamientos de la vida cotidiana y, en general, en todo aquello que atañe al sentimiento, la emoción y la pasión. La escritura pequeña es propia de personas con un talante intuitivo; preocupadas, frecuentemente, por documentarse con objetividad, por desarrollar su inteligencia y por ampliar sus conocimientos. El interés creciente por la búsqueda de la verdad y el afán por hurgar en lo hondo de toda idea, son cualidades inherentes a quienes hacen la letra pequeña; todo lo cual puede conducirles, a veces, a expresarse con pedantería, inmodestia y suficiencia.

HIDROMANCIA

Siguiendo con el desarrollo de las formas adivinatorias que fían sus resultados a la observación de los fenómenos que se dan en el universo y en el cosmos, corresponde describir ahora al elemento esencial Agua con todas sus implicaciones y complejidades. En primer lugar, hay que señalar que existe una variedad de leyendas sobre el Agua, acunadas desde el principio de los tiempos por los primeros pobladores del mundo, que contribuyen a incrementar el halo de magia y la aureola adivinatoria de que aquel elemento esencial se ha revestido durante el transcurso de los siglos por todos los pueblos, culturas y civilizaciones que en el mundo han sido. En tal sentido, en algunas latitudes de centroeuropa, por ejemplo, existía la costumbre de leer el porvenir, y adivinar el destino, a partir de la interpretación de las caprichosas figuras que, por la acción del viento, formaban las ondas del agua de un cuenco poco profundo y de considerable diámetro. En ocasiones, también se adivinaba el porvenir mediante el estudio de las ondas producidas por cantos o guijarros lanzados al agua; según que estas piedras fueran planas, redondas, rectangulares o cuadrangulares, así producirían un tipo u otro de ondas y, en consecuencia, también variarían los valores de predicción y precognición emanados de éstas.

En otros casos, existía la leyenda de las fuentes sagradas, de las que se decía que si se bebía el agua que de ellas manaba, se conocería el porvenir y el propio destino. También, había adivinos experimentados en la práctica de la lectura de aguas estancadas: aguas de lagos tersos, aguas de pozos profundos, aguas de embalses tranquilos… Todavía hoy, las buenas gentes de algunos pueblos del sur de Europa, asentados en las tierras que otrora constituyeran viejos reinos, a los que la historia no ha hecho justicia como debiera, advierten a los peregrinos y viajeros que no se asomen al brocal de los pozos que encuentren en su camino, pues las aguas profundas que brillan en sus honduras, se apropiarán de la imagen del caminante quien, como en un espejo mágico, verá todo el horror que le reserva el destino y, en consecuencia, correrá el peligro de llegar a causarse a sí mismo un daño irreparable. Algo similar, referido a la India y a la antigua Grecia, cuenta el gran antropólogo Frazer, en su ya clásica obra “La Rama Dorada”: “podemos comprender ahora por que fue una máxima, lo mismo en la India que en la Grecia antiguas, no mirarse en el agua y por qué los griegos consideraban como presagio de muerte el que una persona soñase que se estaba viendo reflejada en ella. Temían que los espíritus de las aguas pudieran arrastrar la imagen reflejada de la persona, o alma, bajo el agua, dejándola así “desalmada” y para morir. Tal fue probablemente el origen de la leyenda del bello Narciso, que languideció y murió al ver su imagen reflejada en la “fuente”.

También entre los mesopotámicos y babilónicos, por ejemplo, el culto al agua estaba tan extendido que personificaban los valores adivinatorios de este elemento esencial en deidades como Ea, de la cual se decía que habitaba en las profundidades de las aguas de los océanos y que ayudaba a los marinos cuando sus barcos naufragaban o se hallaban en dificultades a causa de las tormentas marinas y la agitación de las olas. El mito clásico de Neptuno, dios y señor del mar, que se representaba tirando de un carro y llevando un tridente en su mano, es una excepcional muestra de la importancia que los antiguos concedían a las aguas de fuentes, lagos, ríos, mares y océanos. Los simbolistas, y los estudiosos de la significación emblemática de los elementos esenciales, han asociado al Agua con lo receptivo y lo femenino. Los alquimistas, y los investigadores de las doctrinas herméticas, han considerado al Agua como un elemento esencial purificador, de naturaleza fluida, en el cual, se limpian de impurezas todos los metales por inmersión. En sus prácticas herméticas, realizadas en recoletos y ocultos laboratorios, los alquimistas han asignado al elemento esencial Agua un logotipo secreto, que sólo podía ser comunicado a los adeptos y a los partidarios de las fórmulas alquímicas, y que consistía en una figura triangular sostenida, en difícil equilibrio, sobre uno de sus vértices. En un sentido general, el elemento esencial Agua ha sido considerado, por las culturas y civilizaciones más representativas, como el principio de vida primigenio y necesario, a partir del cual se elaborará la originaria materia presente en todas las transformaciones, transmutaciones y cambios que acaecen, obligatoriamente, en la naturaleza y en el cosmos. El elemento esencial Agua estaba considerado, entre los aztecas, como una sustancia necesaria para la regeneración del sol, y la denominaban “Chalchivatl”, que quiere decir “jade verde” y “agua preciosa”. Pero, de manera especial, en todas las culturas y civilizaciones se considera al agua fuente de vida, mediante la cual se alejan las tinieblas y adviene la luz. Los más eminentes sinólogos, y los más notorios estudiosos del fenómeno adivinatorio, destacan que el elemento esencial Agua es un principio “Yin” y, como tal, se opone al elemento esencial Fuego; se corresponde con el punto cardinal Norte; y, en definitiva, se identifica con el frío y con el solsticio de Invierno. Desde un punto de vista psicológico, las aguas marinas simbolizan el estrato más profundo de la mente, y se identifican con la zona del subconsciente que es sede de los instintos primarios; y, al igual que de aquí surge la maldad, también de las profundidades marinas emergen -tal como lo expone el mito clásico- los monstruos y criaturas perversas. Las aguas corrientes representan, por lo de más, el propio transcurrir de la vida y del tiempo; mientras que las aguas estancadas y lacustres simbolizan la radical quietud y la inmovilidad de la muerte.

Adivinación por las aguas

 Los conocedores, e intérpretes, de la diversidad de fórmulas adivinatorias, en las cuales el elemento esencial Agua cobra especial protagonismo, practican determinados rituales con el fin de hallar respuestas adecuadas a las preguntas que les transmiten sus consultantes. Y, en tal sentido, cuando se trata de hallar una respuesta a determinada pregunta del consultante, se procede de la siguiente forma: en primer lugar, el adivino escribirá, de forma sintética, las posibles respuestas a la pregunta planteada por el consultante, en otros trozos de papel, los cuales arrojará a un barreño lleno de agua; el trozo de papel que permanezca en la superficie, después de que todos se hayan hundido, y la lectura de mensaje allí escrito, revelará al adivino las claves para predecir el inmediato porvenir del consultante. Cuando se trata de buscar respuestas en las ondas producidas por el lanzamiento de un guijarro en la superficie del agua, el adivino deberá concentrarse y reflexionar en silencio durante el tiempo que considere necesario, y siempre antes de que se inicie acción alguna.

A continuación, y en cuanto se sienta suficientemente seguro de que será capaz de captar todo lo que ocurra a su alrededor, lanzará un guijarro al agua contará el número de ondas que se forman. Si las olas que se forman al chocar el guijarro sobre la superficie del agua fueran pares, sería una clara señal de que al consultante le espera un futuro pleno de beneficios y satisfacciones, especialmente en el campo cotidiano y en el terreno profesional. Por el contrario, si las ondas formadas por el guijarro al chocar sobre las aguas, fueran impares, entonces se constituirían en avisadoras del conflictivo, y adverso, futuro que le espera al consultante y a sus más íntimos colaboradores. Otra modalidad de consulta con el agua como protagonista principal, es aquella en la que un adivino recibe el encargo, de parte de un consultante, de que le revele cuál será el nombre de la pareja que le conviene su carácter y personalidad. En este caso, el adivino escribirá en diversos trozos de papel, los nombres de todas aquellas personas del sexo opuesto que le vaya transmitiendo el consultante. A continuación, estrujará cada trozo de papel, hasta convertirlos todos en bolitas y, desde la altura de su cabeza, aproximadamente, dejara que caigan todas en un cuenco lleno de agua. Aquella bolita que permanezca en la superficie, después de que todas se hubieran hundido, revelará el nombre de la persona idónea como pareja.

LAS RUNAS

 Cuando, por causas diversas, el Imperio Romano tocaba a su fin, mermado por las luchas internas y las tensiones entre sus gobernantes, irrumpen en la escena histórica los pueblos germánicos que, aglutinados en tribus y clanes se desplazan por las estepas de Eurasia hacia occidente. Serán tachados de “bárbaros” por los romanos, precisamente porque tenían un origen étnico diferente, y unas costumbres y cultura propias. En un principio, los romanos permitieron asentarse en su territorio a los pueblos germánicos, los cuales se organizaron en estados federados, pero, con el tiempo, las relaciones entre ambos pueblos fueron enrareciéndose y empeorando hasta el punto de que El Imperio Romano, particularmente por su frontera de la zona norte, sufrió el asedio continuo de las diversas tribus germánicas. Al comenzar el siglo V (a.C.), el rey godo Alarico pretende apoderarse de la ciudad de Roma, y será el general Estilicón quien desbaratará sus planes. La muerte repentina del insigne general romano cambiará el curso de la historia, puesto que enseguida las huestes de Alarico ponen sitio a la ciudad de Roma -asedio que durará dos años-, logran entrar en ella y la incendian y devastan. Unos cincuenta años más tarde, y ya mediado el siglo V, los vándalos expolian y destruyen Roma -“vandalismo”- y, a partir de aquí, comienzan a extender su poderío, hasta llegar a los territorios del norte de Africa. Sea como fuere, lo cierto es que los pueblos germánicos creían firmemente en los postulados de las “Ciencias Adivinatorias”, concedían gran crédito a quienes ejercían el oficio de la hechicería y consultaban a los oráculos, siguiendo escrupulosamente los mandatos de las sibilas, para conocer con precisión las órdenes y los deseos de las deidades que marcaban su destino. Asociaban a sus deidades femeninas con la fecundidad y las agrupaban en triadas, mas no erigían en su honor templo alguno, ni construían efigies o imágenes, sino que les ofrecían sacrificios al abrigo de los salientes naturales formados por El relieve desigual del terreno.

 

La lluvia, los árboles, las montañas, los animales y, en general, la naturaleza toda eran considerados como objeto de culto por los pueblos germánicos. Su visión del mundo coincidía con el más puro animismo, puesto que creían que todo cuanto les rodeaba tenía vida y estaba lleno de genios, a los cuales reconocían y denominaban con los nombres de “elfos” y “trolls”. Las montañas eran idóneas moradas de gigantes y enanos. Las aguas estaban pobladas por geniecillos, a los que llamaban “nixos”. Por esto mismo, se hacían ofrendas a fuentes, manantiales y ríos y, cuando se pretendía provocar la lluvia para que la sequía no agostara los campos, se llevaba a cabo un rito consistente en rociar con agua el cuerpo desnudo de una joven y bella muchacha. Los espíritus y genios del campo se enmascaraban tras figuras poderosas de animales fabulosos, y un indomable dragón de nombre “Ran” habitaba entre las aguas inmensas de océanos y mares.

EL ROSTRO DE LA DIOSA

 Los pueblos germánicos invocaban de modo especial a deidades como Odín, el cual estaba considerado como dios de la magia, de la guerra y de los muertos. También tenían en gran estima al dios Thor, deidad que enviaba el trueno y el rayo y que, en todo caso, protegía, a quienes le invocaban, de los furiosos gigantes y de los genios malignos. Los germanos también consideraban sagrados a sus bosques, y adoraban a los árboles más altos y enhiestos, puesto que los creían las columnas que sujetaban el mundo. Existía, por lo demás una leyenda según la cual el propio dios Odín se había colgado del gigantesco árbol -de un fresno que, según la mitología de los pueblos nórdicos, hundía cada una de sus raíces en el averno, la morada de los dioses y el país de los gigantes, respectivamente- sagrado que sostiene la tierra con sus tupidas ramas; éstas crecerán tanto que, al final, van a llegar a formar la bóveda misma del cielo. Había otros dioses integrantes de la corte de Odín, tales como el dios de la Luna, llamado Manni, y el dios del Sol, invocado bajo el nombre de Sunna. Y, de manera especial, historiadores como el preclaro Tácito, describen el singular ritual llevado a cabo por los pueblos germánicos en torno a la diosa que habita el bosque sagrado, y que es transportada por el conspicuo encargado del culto en un carro que sólo él puede tocar y conducir: “Cuando la diosa se halla en el santuario es el momento que el sacerdote elegirá para llevarla hasta donde se encuentren los mortales. Después de cierto tiempo, la diosa se harta del trato con los humanos, pero, mientras permanece entre ellos, cesa toda lucha y se guardan todas las armas: es el único momento de descanso para los bárbaros, el cual durará hasta que la divinidad, saturada de su relación con los mortales, sea conducida de nuevo a la morada del bosque sagrado. Pero antes, el carro, la lona que lo cubre y la misma diosa han de ser sumergidos y bañados en un lago solitario. Cumplen este cometido esclavos que, al momento, serán arrojados al lago y en él perecerán; ya que no se puede seguir viviendo una vez que se ha visto la cara de la diosa”.

CARTAS DE LAS RUNAS

 Una tradición legendaria entre los pueblos germánicos, explica que estuvo colgado del fresno sagrado que sostiene el mundo durante nueve días y nueve noches, tiempo en el que no probó bocado alguno ni bebió agua. Y todo este sacrificio lo llevó a cabo el poderoso dios para lograr acceder al conocimiento de las runas y, así, comunicar su secreto a los mortales. Los maestros en la interpretación de las runas invocan a Odín, al que consideran el dios de la magia, para llevar a cabo con objetividad sus predicciones y adivinaciones. Además, por medio de las runas también se curaba a los enfermos, se evitaba caer en poder del enemigo, se lograba volver más apacible el clima, se conseguía transformar el mal en bien… Con frecuencia, los guerreros germánicos llevaban grabados en sus espadas, a modo de amuletos o talismanes, determinados signos rúnicos para sentirse protegidos, actuar con bravura, osadía y arrojo y, al propio tiempo, alejar de su ánimo la cobardía y el miedo. Las runas clásicas se tallaban, o se imprimían a fuego, en delgaditas y oblongas (más largas que anchas) tablillas de madera, toscamente alisadas y pulidas con anterioridad. En ocasiones, los trazos rúnicos aparecen esculpidos en piedras, o sobre discos de cobre, bronce y oro. Las cartas de las runas tienen un diseño similar al de una baraja común para, así facilitar su manejo y, a la vez, dejar constancia de las enseñanzas y logros conseguidos en el campo de la adivinación y la predicción por los antiguos pueblos nórdicos. La lectura e interpretación de estas cartas exige un talante sereno y un espíritu recogido por parte del maestro rúnico. Las cartas de las runas constituyen el preciado tesoro que las culturas de los pueblos germánicos, eslavos, nórdicos, vikingos y esteparios dejaron como legado singular a las civilizaciones venideras. Para que no se perdiera esa tradición ancestral, consistente en averiguar el porvenir mediante signos emblemáticos, se utilizaron como soporte de los caracteres rúnicos piedras, cantos rodados y otros materiales no perecederos. Y se confeccionaron cartas para hacer más accesible el conocimiento del destino y del futuro; de este modo, se consiguió que perduraran tan sugestivas enseñanzas y plausibles logros en el campo de la adivinación y la precognición.

SIGNOS RUNICOS

 El origen de las runas sigue siendo un enigma para antropólogos y paleógrafos, sin embargo, existen signos rúnicos por muchas zonas del continente europeo y, en opinión de los más cualificados investigadores e historiadores del tema, los signos rúnicos están basados en el alfabeto etrusco, el cual tuvo su origen aproximadamente en el siglo Vlll (a.C.). Algunos estudiosos afirman que las runas más antiguas ya fueron grabadas, sobre rocas y piedras, por los íberos. Sea como fuere, en la presente obra “Ciencias Adivinatorias” se describen las runas atendiendo únicamente a su poder mágico, velado, misterioso y adivinatorio, pues tal era el sentido que los trazos rúnicos tenían para los pueblos germánicos. Por lo demás, se han encontrado signos rúnicos antiquísimos en Escandinavia, en Suecia, en Dinamarca, en Noruega, en Gran Bretaña… Hay más de cuatro millares de runas descubiertas hasta el momento, y existen célebres manuscritos con caracteres rúnicos.

Las cartas rúnicas aparecen grabadas únicamente por una de sus No obstante, al igual que en los arcanos mayores del Tarot había una figura (“El Loco”) que no tenía número, también habrá una carta rúnica sin signo alguno, completamente en blanco. Se trata de la carta del destino, en la cual lo inevitable permanece oculto y velado. Los signos diversos que conforman cada una de las figuras rúnicas, tienen una riqueza emblemática y simbólica que sólo el maestro rúnico será capaz de interpretar correctamente. Las descripciones tradicionales de las cartas de las runas contienen una lista de signos clásicos que no agotan, sin embargo, toda la variedad y riqueza de los antiguos y originales trazos rúnicos, pero que, en cualquier caso, sirven para ilustrar con objetividad su significación emblemática y su alcance precognitivo. Los maestros rúnicos, cuando inician el estudio del destino por medio de las tiradas de las cartas rúnicas, tienen en cuenta tanto su posición normal como su posición invertida. De este modo, se han elaborado y seleccionado las principales cartas de las runas con sus signos básicos, los cuales condensan todo el alcance significativo, emblemático y predictivo que los antiguos germanos supieron ir acuñando con el transcurso del tiempo. En el desarrollo de las tiradas de las cartas de las runas se tiene en cuenta, también, la posición normal o invertida. Y así, los más venerables maestros rúnicos    -además de la carta en blanco, símbolo de lo irrefragable y del inevitable destino- han seleccionado veintiuna cartas rúnicas para sus predicciones y sus estudios sobre el destino y el porvenir. Las runas aparecen agrupadas en tres septenarios, cuyos diseños particularizados se representan del siguiente modo:

Septenario 1°: Las siete primeras runas, en posición normal, simbolizan la prudencia, la prevención, el sentimentalismo, la intuición, la experiencia, el amor y la amistad, respectivamente. En posición invertida representan, respectivamente, la imprudencia, el atolondramiento, la aversión, la especulación, la inexperiencia, el odio y la enemistad.

Septenario 2°: Las siete cartas rúnicas que componen el segundo septenario representan el trabajo, las ganancias, las buenas noticias, las nuevas amistades, los viajes, el éxito y el ocio creativo, respectivamente. En posición invertida señalan lo contrario, es decir, el descanso, las pérdidas, las malas noticias, el ambiente cotidiano, el sedentarismo, el fracaso y el aburrimiento.

Septenario 3°: Las siete últimas cartas rúnicas hacen alusión, respectivamente, al matrimonio, al progreso, al saber, a la prosperidad, a la suerte, a la herencia y al triunfo. En posición invertida, señalan lo contrario, a saber, la separación, el retroceso, la ignorancia, la crisis, la desesperanza, la desgracia y el fallo.

RUEDA UNICA

 La regla de oro a tener en cuenta, a la hora de hallar todo el valor significativo de las cartas rúnicas, es la relación que se establece entre ellas, y que se deriva de la posición que ocupan en la denominada “Rueda Rúnica”. Como norma general, en la “Rueda Rúnica” entran a formar parte doce cartas, las cuales van colocándose en círculo hasta que éste quede totalmente cerrado; en el centro se pone la carta número trece, que hace confluir en ella todo el sentido enigmático de las que la rodean y representa al consultante. De este modo, la descripción de la “Rueda Rúnica” se correspondería con el simbolismo de cada figura, el cual vendría dado por el lugar que ocupa cada una de las cartas rúnicas. En este sentido, se ha elaborado una lista de significados de las cartas que entran a formar parte de la “Rueda Rúnica”:

Carta rúnica N°1: Simboliza el  más íntimo y definitorio, el que confiere la personalidad.

 Carta rúnica N°2: Hace alusión al dinero, al poder adquisitivo, al patrimonio y a las posesiones materiales.

Carta rúnica N°3: Incide sobre los aspectos de la vida cotidiana: familia y trabajo, principalmente.

Carta rúnica N°4: Señala las preferencias por lo inmediato y lo cercano: apego al hogar, a la casa y al mundo íntimo.

Carta rúnica N°5: Simboliza lo creativo, la firmeza de la iniciativa, la entereza en la realización de los proyectos y la capacidad para expresar los propios pensamientos con precisión.

Carta rúnica N°6: Se refiere al aspecto externo, a la salud y la enfermedad.

Carta rúnica N°7: Incide sobre el mundo afectivo, especialmente sobre el matrimonio y el amor.

Carta rúnica N°8: Incide en los asuntos personales y legales, especialmente en todo aquello que guarda relación con la herencia y las últimas voluntades.

Cartarúnica N°9: Se refiere a la educación y al comportamiento en sociedad. También hace alusión al deseo de conocer nuevos ambientes y al gusto por los viajes.

Carta rúnica N°10: Simboliza la valía personal y lo logros conseguidos por el individuo mediante el estudio y el esfuerzo.

Carta rúnica N°11: Representa las relaciones humanas y la sensación de alegría entre los amigos.

Carta rúnica N°12: Incide sobre la vida interior y revela la valía del mundo psíquico y anímico de las personas.

Carta rúnica N°13: Representa al consultante con todas las implicaciones que de ello se derivan.

RESPUESTAS DEL AIRE

Esta es una forma moderna de predecir el futuro mediante el planteamiento previo de una pregunta, o una consulta, al adivino. Existen métodos muy simples que únicamente requieren cierta precisión en el planteamiento de la pregunta y seguir un ritual simple y rápido. En ocasiones, la misma persona interesada en conocer el posible desenlace de un asunto privado, desarrollará esta predicción. Para ello, únicamente tendrá que escoger dos papeles del mismo tamaño y grosor; uno de ellos lo pintará de negro para distinguirlo del otro. Después, se colocará al lado de una ventana abierta de par en par y esperará hasta que venga una ráfaga de viento suave, entonces lanzará al mismo tiempo los dos papeles al vacío. A continuación averiguara cuál ha llegado primero al suelo: si ha sido el papel pintado de negro, la respuesta es “no”; si ha sido el papel blanco, la respuesta es “sí”.

Otro método adivinatorio basado en la ráfaga de aire consiste en escribir las respuestas posibles a una determinada pregunta en diferentes papeles, todos del mismo tamaño y grosor; se extienden, con el lado impreso para abajo, encima de una mesa y, a continuación, se sopla con fuerza (algunos adivinos prefieren usar un ventilador): el primer papel que caiga al suelo con su cara escrita hacia arriba, contendrá la respuesta idónea a la pregunta formulada por el consultante.

Por lo demás, en la antigüedad, existían dioses que invocaban los adivinos en sus predicciones. Y así, entre los babilonios era frecuente dirigirse a “Adad”, dios del trueno y el rayo, para que velara por el cumplimiento de la profecía.

DICCIONARIO DE LAS MANCIAS

Lo que sigue a continuación es un glosario de las mancias y poderes o facultades metafísicas. Hay muchos más y si lo consideras, puedes hacerme llegar alguna definición nueva o más ajustada.

ABACOMANCIA: Arte de la adivinación que se basa en la utilización de ábacos o tablas con respuestas preparadas, escogidas al azar.

ABRACADABRA: Palabra mágica a la que podemos otorgar poderes para ejecutar ciertas cosas.

ACUTOMANCIA: Arte adivinatorio, basado en la utilización de objetos puntiagudos (alfileres, clavos agujas, etc.).

ADIVINACIÓN: Es la capacidad de prever acontecimientos futuros o descubrir cosas ocultas por medio de la Percepción Extrasensorial (ESP) directamente o bien utilizando como soporte de videncia, cartas, bola de cristal, residuos de café, el péndulo, etc.

AEROMANCIA: Método de adivinación por el cual, mediante la observación de la dirección y efectos del viento sobre un puñado de arena o granos al caer al suelo después de haber sido lanzados al aire, una vez que se ha planteado un enigma preciso, le proporcionan al adivino el pronóstico anhelado, para lo cual toma en cuenta la nube que se forma con el polvo.

AGALMATOMANCIA: Otro arte adivinatorio que se basa en la inspiración que se recibe de los dioses, mediante las estatuas o imágenes que representan a los mismos.

ALOMANCIA: Así se le llama al arte de adivinar o de ver el pasado o el futuro por medio de la sal.

ALQUIMIA, arte de trasmutar elementos burdos en otros puros como el oro, aunque el propósito era transfigurarse uno mismo. Según la cábala confería características mágicas en algún brebaje o preparado.

AQUELARRE: Palabra derivada de los términos vascos Aker-Larren-Larrea, que significa: macho cabrio, interpretación de una reunión de mujeres sabias o conocedoras de secretos y pócimas curativas. Es también sinónimo de Sabbat.

AROMATERAPIA: Se ha llamado así a la nueva ciencia de la curación mediante los aromas. Lleva consigo una gran capacidad olfativa de la glándula pituitaria.

ASTROLOGÍA: Es una de las artes adivinatorias, que determina la influencia de los astros en los hechos y el curso de la humanidad, lo que permite realizar predicciones a partir de estos. Babilonia fue la cuna de la astrología, ya que sus sacerdotes eran astrólogos y astrónomos de profesión, originalmente es aun mucho más antigua, ya que los sacerdotes eran clarividentes y veían las líneas de fuerza que conectaban los astros y los humanos.

AUTODIPLOSIA: Capacidad paranormal de un sujeto para realizar un desdoblamiento y reconocerlo de forma consciente. Se da cuenta del enorme peso de sus extremidades, aunque apenas si puede moverlos. Con entrenamiento puede llegar a levantarse de la cama. Cuando te suceda eso, mi recomendación es que trates de relajarte y dormirte y no tener miedo ante ningún acontecimiento.

BILOCACIÓN: También se conoce como Ubicuidad o Desdoblamiento, es la presencia simultánea de una persona, en dos lugares distintos; en uno físicamente y en otro psíquicamente. La parapsicología ha podido demostrar que algunos casos de bilocación no son más que fenómenos de telepatía o de clarividencia.

BIOPIROGÉNESIS: Auto producción biológica de una combustión en el cuerpo de un individuo, causado por el despertar espontáneo del fuego de Kundalini. Provoca la combustión instantánea del organismo, que se manifiesta en forma de llamas azuladas que aparecen por los orificios naturales del cuerpo. Fenómeno paranormal también llamado Combustión Espontánea .

CÁBALA: Del hebreo Qabbalah, que significa “recepción”, “tradición”, “enseñanza esotérica”. En la metafísica significa “Doctrina recibida por tradición” y es un sistema de enseñanza espiritual oculta, proveniente de los hebreos de la edad media.

CÁMARA KIRLIAN: Es una cámara fotográfica de gran amperaje y bajo voltaje, creada para utilizar película fotográfica especial, capaz de captar los colores y el primer nivel del cuerpo etérico de los seres vivos.

CARTAS ZENER: Es un juego de naipes que consta de cinco figuras diferentes: estrella, círculo, ondas (tres líneas paralelas onduladas), cuadrado y cruz. El juego consta de 25 cartas, fueron utilizadas ampliamente por el doctor Joseph Banks Rhine para medir y testificar las habilidades clarividentes o telepáticas en individuos.

CARTOMANCIA: Métodos de adivinación que consisten en la utilización de naipes o barajas para adivinación y predecir el futuro.

CATALEPSIA: Del griego Katalepsis (sorpresa), es un estado de pérdida momentánea de los sentidos, producto de un desequilibrio en el sistema nervioso. Antiguamente se cometía el error de confundir a un cataléptico con un muerto. También se puede llegar al estado cataléptico mediante la hipnosis.

COMBUSTIÓN ESPONTÁNEA: Se le llama también Biopirogénesis. Casos de muy escasa incidencia entre los humanos. Se han registrado algunos muy curiosos, cómo el de un huésped de un hotel, que estando en la cama, quedó reducido a 250 gr. de cenizas y las sábanas quedaron un poco chamuscadas.

CRIPTOQUINESIA: O Criptokinesis, del griego oculto (kryptos) y movimiento (kinesis), se llama así a la facultad oculta de poder mover objetos espontáneamente, con el poder de la psique.

CRONOPATÍA: Facultad de conocer acontecimientos de un pasado remoto o del futuro, mediante la Telepatía o la Clarividencia. Consulte también los términos Pos cognición y Precognición.

DEJAVU: Significa “lo ya visto”, y se caracteriza por representar la sensación de ya haber vivido antes un suceso. Se le atribuye a los viajes astrales, a la interpretación psíquica de hechos relacionados o similares del pasado, o hasta a una premonición o precognición.

ECTOPLASMA: Es el nombre que se da a la sustancia de naturaleza desconocida (para muchos se trata de parafina) que emana de las manos o de los orificios naturales del cuerpo de un Médium, durante una sesión espiritista.

ESCRITURA AUTOMÁTICA: Sinónimo de Psicografía. Es el fenómeno paranormal que se presenta cuando un individuo escribe mensajes que no son dictados por el consciente o la voluntad del mismo. En algunos casos, el sujeto, en estado de semi-trance, puede llegar a escribir mensajes en lenguajes desconocidos para él. Es posible que mensajes de presuntos extraterrestres se hagan por este medio.

ESPIRITISMO: Es el nombre de una doctrina regida por la existencia de la vida después de la muerte y la posibilidad de comunicarnos con los muertos. Movimiento o secta filosófica, científica o moralista, dentro de cuyas prácticas se puede entrar en contacto con los espíritus de los muertos a través de Médiums, es decir personas que sirven de intermediario con los Espíritus. Movimiento surgido a mediados del siglo XIX, bautizado así por el investigador francés Allan Kardec. Hay personas que establecen ese contacto de forma natural cuando los espíritus lo requieren para algún menester concreto.

ESTIGMATIZACIÓN: La parapsicología lo atribuye a desórdenes psicosomáticos, como la histeria, que generan marcas anormales en la piel, sin causas físicas aparentes. Mira también Dermografía, Ideo plastia y Dermofilia.

ETROBACIA: Sinónimo de Levitación. Significa moverse en el aire sin intervención mecánica o motora física aparente. Este fenómeno lo manifestó Cristo cuando “caminó sobre las aguas” y más recientemente Santa Teresa. Esto es debido a que los pequeños chakras que hay en la planta de los pies han entrado en plena actividad y que su cuerpo físico “ha perdido peso kármico”. (Vicente Beltrán Anglada)

EXORCISMO: Según algunas concepciones religiosas y mágicas, es la acción de expulsar un Demonio o ente maligno de un individuo. Se considera también que es una “debilidad espiritual”, que el alma ha permitido la entrada de un ente obsesor. Muchos casos de posesión se han resuelto mediante la interpretación de rituales religiosos.

GEOMANCIA: Arte adivinatorio, basado en la interpretación de imágenes o figuras que el adivino percibe en la superficie de una cierta cantidad de tierra.

HIPNOBLEPSIA: Es el tránsito de la Hipnosis o del sueño a la lucidez. Es un periodo de cierta lucidez, es decir, un estado de consciencia cerebral en el que se percibe la Realidad estando semidormido y luego se recuerda perfectamente.

HIPNOSIS: Es un procedimiento que induce a un sujeto en un estado psico-neuro-fisiológico, que lo mantiene en un trance sugestivo, con el objeto de obtener respuestas psíquicas y somáticas engramadas en el subconsciente, o para modificar la conducta del individuo.

IDEOFONÍA: Se denomina así a la percepción psíquica de sonidos, voces, ruidos estrepitosos, sin aparentes causas físicas. También se ha aplicado a la facultad paranormal de producir sonidos con el poder de la psique, diferente a la Telepatía, en donde se proyecta la voz.

IDEOPLASTIA: Se llama así a la facultad mental de modificar las cualidades y apariencias de las formas físicas y materiales.

IMPOSICIÓN DE MANOS: Se conoce así al procedimiento para magnetizar y sanar, mediante la colocación de las manos, sobre la cabeza u otra parte del paciente. Hay que tomar precauciones para que el daño no pase hacia el sanador. Un sistema seguro es decir, después de la sanación, “hágase tu voluntad y no la mía” y seguidamente lavarse las manos con agua corriente para disipar cualquier vibración inferior.

LEVITACIÓN: Fenómeno paranormal que consiste en la flotabilidad de objetos pesados o de seres vivos, desafiando las leyes de gravedad, sin causas físicas aparentes. Ver también Etrobacia.

MAL DE OJO: Creencia arraigada en varias culturas, donde la influencia de energía negativa de un sujeto afecta a un individuo, mediante una mirada de manera determinada. Es similar al vudú.

METAGNIMÍA: Se le llama así a la facultad de percepción que se manifiesta por medio del tacto. Sinónimo de Psicoscopía o Psicometría.

NUMEROLOGÍA: Práctica de la adivinación mediante la interpretación de los valores numéricos claves o primordiales de un sujeto; su fecha de nacimiento, nombre y apellidos, etc. No tiene fundamento científico alguno, ya que el calendario ha sido modificado numerosas veces, aunque sus pronósticos resultan bastante sorprendentes.

ONIROMANCIA: Técnica de adivinación mediante los sueños. Es el arte de interpretar el significado y las predicciones de los sueños. Hay de dos niveles principales, aquellos debidos a los acontecimientos del día, de los deseos incumplidos, traumas almacenados en el subconsciente, etc. y aquellos que tienen que ver con la vida más elevada del soñador, en los que es consciente de una entrevista con el Maestro o con algún tipo de entrenamiento espiritual.

ORÁCULO: Del latín consulta (oraculus), eran los lugares donde se efectuaban antiguamente las artes adivinatorias. Generalmente había un deva guía del lugar o del pueblo en cuestión.

OUIJA: Nombre conformado por las sílabas afirmativas de dos idiomas: el vocablo francés Oui y el alemán Ja, ambas significan “Si”. Es un instrumento constituido por una plancha pequeña de madera o de plástico con movilidad para desplazarse sobre una superficie en la que están trazadas las 27 letras del alfabeto, las palabras SI o NO y los números del 0 al 9. Fue impulsada ampliamente en Inglaterra, a mediados del siglo XIX, por el ebanista y espiritista inglés Isaac Fould. Permite obtener mensajes de los espíritus que buscan energetizarse en ese tipo de reuniones.

PÉNDULO: Pieza de plomo, cuarzo u otro material que se utiliza en la Radiestesia para encontrar lo que se busca u obtener respuesta a interrogantes de carácter informativo o premonitorio.

PRECOGNICIÓN: Del latín conocer antes (precognitio). Facultad paranormal de percibir algún suceso o acontecimiento futuro. Sinónimo de Premonición.

PREMONICIÓN: Captación paranormal de un evento futuro. Es parte de la intuición y del séptimo sentido. Ver Precognición.

PSICOFONIA, ciencia que trata de estudiar sonidos de origen desconocido. Ver también Psicofonía.

Parece que hay ciertos lugares en los que han sucedido hechos dramáticos y que algunos espíritus tratan de permanecer presentes y de atraer la atención de los investigadores.

PSICOMETRÍA: Sinónimo de Criptestesia y Psicoscopía. Facultad Extrasensorial usada para localización de objetos o de percibir las notas o huellas, que han ido dejando en ellos, las diferentes personas que los han tocado.

QUIROLOGÍA: Es el estudio de la personalidad mediante la observación de las líneas de las manos. Se pueden ver las influencias de los diferentes planetas y de cómo se desarrollan esos impactos a lo largo de toda la vida. Un estudio correcto abarca ambas manos. Lo que manifiesta una mano, lo ha de confirmar la otra. La izquierda es el pasado y la derecha el futuro (todo esto está muy resumido).

QUIROMANCIA: Arte adivinatorio, mediante la interpretación de las líneas de las manos. Ver Quirología.

RADIESTESIA: También llamada Radiónica, es la práctica de percibir o captar las emisiones electromagnéticas. En la Radiestesia, se utilizan varillas, péndulos, agujas, etc. Influenciadas por las facultades de Percepción Extrasensorial de un sujeto.

REGRESIÓN: Psicoterapia enfocada a que el paciente explore el recuerdo de los acontecimientos que contribuyeron a originar los problemas emocionales que presenta actualmente. Estos recuerdos se encuentran en el subconsciente, por lo que se recurre a técnicas de sensibilización o hipnosis, pudiendo, en algunas ocasiones, recordar vidas pasadas.

RITUAL: Se interpreta como toda serie de actos o movimientos repetitivos y continuos, con fines objetivos específicos. En ámbitos dogmáticos y espirituales, adquiere un sentido de misticismo, de manera que un Ritual puede ser una ceremonia destinada a agradar a alguna divinidad, atraer buena suerte, modificar el desarrollo de los sucesos, como en la Brujería, etc. Cuanto más débil es la fe de los practicantes, más elaborado es el ritual.

RUNAS: Son 24 símbolos utilizados dentro del Ocultismo, con el objeto de realizar rituales de Adivinación. Se considera que son poseedores de una misteriosa magia, capaz, no sólo de ver el futuro, sino también de modificarlo.

SUGESTIÓN: En psicología, es la aceptación de estímulos sin utilizar un razonamiento crítico. Puede ser individual o colectiva, consciente o subconsciente.

SUGESTIÓN TELEPÁTICA: Es la transmisión de mensajes telepáticos a distancia. Sinónimo de Telebulia o de información subliminal.

TALISMÁN: Objeto dotado de un supuesto poder sobrenatural, empleado con el objeto de asegurar la salud o tener éxito. A diferencia de los Amuletos que son pasivos, el Talismán es activo al cumplir su meta.

TAROT: Derivado del italiano “Tarocco”, es un juego de naipes utilizados en las artes de la adivinación, particularmente en la Cartomancia. Tienen en el dorso dibujos simbólicos artísticos. Dicho juego de naipes está constituido por setenta y ocho cartas que han de dividirse en dos partes: veintidós del arcano (misterio) mayor y cincuenta y seis del arcano menor.

TELEPATÍA: Facultad paranormal de poder comunicarse o transmitir los pensamientos a distancia. Puede ser consciente e inconsciente y espontánea o voluntaria. Hay tres niveles: de alma a alma, de alma a mente y de mente a mente. Las otras se pueden considerar de tipo inferior y de dudosa exactitud.

TRANCE: Pasaje de un nivel a otro en el que se presenta un cambio de nivel de la sensibilidad, la actividad y la conciencia.

UBICUIDAD: Del latín omnipresencia (ubicuitas). Facultad sobrenatural de poder estar en dos o varios sitios al mismo tiempo. Sinónimo de Desdoblamiento, Bilocación, etc.

VATICINAR: Adivinar, predecir, pronosticar. Dar a conocer el conocimiento de un hecho futuro.

VELAS: Se usan velas para todo tipo de rituales. Hay que recordar siempre la máxima esotérica “la energía sigue al pensamiento”. Así, si decidimos hacer un ritual para la sanación de alguien, basta con poner una vela representando al paciente y enviarle esa energía para que la reciba. Ya ves que la falta de visualización puede ser suplida con una simple vela o por una fotografía o por una prenda que usa. Las velas también pueden representar los 7 ashramas de la Jerarquía Planetaria usando para ello los siete colores esotéricos. El momento de máximo uso es durante la celebración del Festival de Wesak. Situando al frente de toda esa Jerarquía al propio Buda y en segundo lugar a Cristo ante toda la Jerarquía. La humanidad puede ser representada por un stick de incienso o bien por una vela de color verde (energía del tercer rayo o inteligencia).

Estándar
Sin categoría

Tres técnicas para detectar si hay malas energías en tu hogar y algunos consejos para limpiarlas

energias

A raíz de diversos episodios, muchas personas pueden llegar a suponer que su casa acumula malas energías, pero, ¿cómo saberlo con certeza y cómo limpiarlas?

No necesariamente se trata de algo sobrenatural, ni de espíritus que vienen del más allá para complicarnos la vida. Las malas energías existen y en muchas ocasiones nos limitan y nos impiden desarrollar nuestra vida en plenitud. En realidad se trata de acumulación de grandes enojos, angustias o dolores que han ido dejando su sedimento energético en los ambientes. Por eso, personas de distintas religiones y de todas las ideologías recurren a técnicas para deshacerse de la mala vibra que perciben en su hogar. Pero, ¿cómo saber con certeza si el hogar tiene malas energías?

Existen tres técnicas que no fallan y que te ayudarán a saber si tu casa está habitada por energías negativas:

La técnica de las flores

Coloca en un florero diez claveles, nueve de ellos blancos y uno rojo. Si el rojo se marchita antes que el resto significa que el ambiente está cargado de energía negativa. Por el contrario, si dura más que el resto significa que el lugar contiene energías positivas. Finalmente, si se marchitan todos al mismo tiempo quiere decir que hay energías de todo tipo.

Agua, vinagre y sal

Este truco consiste en colocar sal en un vaso, rociar con vinagre el camino de la sal y llenarlo con agua. Si hay energías negativas, el agua puede llenarse de moho, de demasiadas burbujas, se pueden formar manchas en el vaso o verse como una nube en el líquido.

Otra técnica consiste en hacer lo mismo pero sin el agua: dejar un recipiente con sal y unas gotas de vinagre durante 24 horas en la habitación, y dicen que, cuando hay energías negativas, la sal adquiere una tonalidad verde, morada o azul.

Truco de la vela

Prendé una vela blanca en el ambiente en el que queres saber si hay malas energías. Si se consume sin derramar ceras significa que no se detectaron energías. Si la vela derrama cera o se quema de manera irregular quiere decir que puede haber energías positivas o negativas.

Si la cera cae para adelante quiere decir que hay energías negativas que no son peligrosas. Si la cera cae para atrás hay energías negativas y mentiras en el hogar. Si se derrama para la izquierda, hay problemas que vienen del pasado y si se vuelva hacia la derecha quiere decir que acarreás estrés, nerviosismo e intranquilidad.

Cómo limpiar los ambientes de energía negativa

Los gatos son los grandes neutralizadores de la mala onda, como bien sabían los egipcios. Pero si no tenés un gato, ahumar la casa con palosanto puede ser una solución. Se compran carboncitos en cualquier casa de aromaterapias, se encienden y se ponen arriba de las brasas astillas de palosanto. Otra opción es limpiar los pisos con vinagre blanco puro. Si a esto se agrega poner música armoniosa, ventilar los ambientes y procurar que les dé el sol, el recambio de energía se producirá naturalmente.

Estudia en CEPE de Argentina

Estándar
Sin categoría

Instituto CEPE de Argentina presenta Curso de Hechizos y Conjuros Esotéricos

trabajos-esotericos-y-hechizos-cepe-argentina

13 HECHIZOS  Y CONJUROS ESOTÉRICOS

Estas recetas son antiquísimas y fueron transmitidas oralmente, de iniciado a iniciado a través de los siglos. Comprobamos su eficacia, y  le informo sobre estas 13 fórmulas porque ése es el número que usaban los maestros para develaras a sus discípulos.

En momentos críticos, recurrir a un poder exte­rior a nosotros puede aumentar nuestra confianza, nuestras fuerzas y capacidad de resolución. Y como la fe mueve montañas, quien crea en la eficacia de estas recetas está potenciando su caudal energético. Estos 13 conjuros los transmito a los iniciados en Ciencias Ocultas. Por eso es que, fiel a la tradición de develación de esos conocimientos, los proporciono en esa cantidad. Ese número aporta un caudal vibra­torio muy particular a los contenidos que se transmiten.

1 ELIXIR DE JUVENTUD

Se prepara una infusión con los siguientes ingre­dientes: 1/2 cucharadita de canela, jengibre y aloe, cáscara de un limón, un puñado de uvas, romero, mejorana, ruda y agrimonia, 1vaso de agua bendita. Se hierve todo tres minutos. Se deja repo­sar siete días a la luz de la luna. Se cuela, se guarda en un frasco y se lo envuelve en un pañuelo amarillo.

Se toman tres gotas en un vaso de agua, después de cada comida.

2 CONTRA EL MÁL DE OJO

Se aconsejaba llevar una bolsita de seda celeste con un diente de ajo y tres granos de trigo. Esos elementos se reno­vaban a las doce de la noche del primer día de Luna nueva.

3 PARA CASARSE

 Ambos novios o cada uno por su cuenta, llega­ban a una intersección de tres caminos. Allí toma­ban un puñadito de tierra y la colocaban en una bolsita dorada que colga­ban del cuello.

4 PARA ENAMORARSE

 Las jóvenes acostum­braban a colgarse del cuello una llave de la puerta de su cuarto o de la casa. La ataban con una cinta roja y por la noche la dejaban debajo de su almohada. A los siete días encendían un cirio rosado y guardaban la llave envuelta en un paño blanco. Cuando el enamorado se materiali­zaba, la enterraban al la­do de una pasionaria.

5 PARA PROTEGER EL AMOR CONYUGAL

 Antes de que se produ­jera la infidelidad, acos­tumbraban a envolver un cabello del marido y uno de la mujer en un pedazo de seda rosa. Lo dejaban expuesto a la luz de la Luna tres noches segui­das. Al cuarto día lo pa­saban por el hombro iz­quierdo del cónyuge.

6 CONTRA EL ABANDONO

 Para que él o ella vol­vieran, se acostumbraba encender un fuego, al que se arrojaba un pim­pollo de rosa envuelto en seda o gasa azul, mien­tras se repetía tres veces: “Qué no tenga éxito ni placer hasta que no retor­ne a mi lado . Las ceni­zas se enterraban debajo de un árbol frondoso.

7 CONTRA LA INFERTILIDAD

 Ambos cónyuges ele­gían la primera noche de la Luna nueva. Al dar la medianoche, perforaban un huevo en ambos ex­tremos con un alfiler. El marido acostumbraba a soplar por un extremo hasta que el huevo fuera

totalmente absorbido e ingerido por la esposa. La cáscara vacía se deja­ba expuesta a los rayos de la Luna durante siete noches. Luego se que­maba.

8 PARA EMBARAZARSE

 Las mujeres acostum­braban llevar un objeto en forma de Luna cre­ciente. Para esto utiliza­ban las tenazas del can­grejo, los colmillos del ja­balí u otro objeto en for­ma de cuerno. Sólo se lo sacaban para exponerlo a la luz lunar, la primera noche de Luna llena.

9 PARA LA SUERTE

 Solían colocar en una bolsita roja las plumas de una lechuza, el diente de un oso y un diente de ajo. Llevaban la bolsita siempre consigo. Si al guardar estos tres ele­mentos se quemaban en una vasija de barro, ro­mero, incienso y azúcar, la suerte en el trabajo au­mentaba.

10 PARA EMPEZAR UN BUEN AÑO

 Antes de la mediano­che se recomendaba jun­tar doce semillas de helécho y guardarlas en un frasco de cristal tallado. Se exponía el frasco a los rayos del Sol, durante do­ce mediodía consecuti­vos. Al treceavo se cubría con un paño violeta y se depositaba en la cocina. Se renovaba justo al año.

11 PARA SUEÑOS PREDICTIVOS

 Se aconsejaba, para lo­grarlo, utilizar muérda­go. Se juntaba una rama con siete hojitas, se en­volvía en una tela trans­parente y se dejaba a la luz de la Luna durante 40 noches. La número cua­renta y una, se colocaba el atadito debajo de la al­mohada. Antes de la ter­cera noche el futuro se conocía por un sueño.

12 PARA PROTEGERSE DE CHISMES

 La fórmula era recoger caléndulas, cosecharlas y ponerlas a secar. Una vez secas, exponerlas siete días a los rayos del Sol. Se envolvían con laurel y se colocaban en una bolsita amarilla o anaranja­da. Parece que los chismes cesaban.

13 PARA PROTEGERSE DEL MAL

 Exorcizaban las casas con agua y albahaca, y luego quemaban sándalo en todas las puertas que dieran al exterior. Los martes y viernes repetían este ritual antes del anochecer. Llevaban consigo una espada en miniatura.

VISITA INSTITUTO CEPE DE ARGENTINA

Estándar
Sin categoría

CLARIVIDENCIA Y PRECOGNICIÓN

edgar-cayce-1024x4902INTRODUCCIÓN

En el tema anterior definíamos la telepatía como la transferencia de pensamiento de una mente a otra; la clarividencia la podríamos definir como la percepción extrasensorial de objetos o de hechos objetivos. En la clarividencia se tiene un conocimiento directo del acto psíquico, se ve lo que está sucediendo, lo que ha sucedido hace unos instantes, o lo que va a suceder inmediatamente y, normalmente, con una gran calidad.

La precognición es la percepción de un acontecimiento futuro; posteriormente ya matizaremos esta definición.

Tanto la telepatía como la clarividencia y la precognición están englobadas dentro de los fenómenos PSI-Gamma (PG), es decir, entre los fenómenos puramente psíquicos, subjetivos, sin consecuencias sobre el mundo exterior; recuerde la clasificación y los conceptos del tema primero.

CLARIVIDENCIA. Tipos de clarividencia

Si analizamos la definición que hemos dado sobre la clarividencia, vemos que presenta muchos puntos de contacto con la telepatía y en la actualidad muchos parapsicólogos opinan que es un mismo fenómeno con diferentes aspectos.

Intentaremos que a lo largo del tema, usted pueda diferenciar perfectamente los diferentes fenómenos PSI-Gamma.

Según Amedou la clarividencia es : “una correspondencia extrasensorial entre un estado mental del sujeto y un objeto, una cosa, un hecho del presente, aunque puede ser también del pasado o del futuro”.

 Los fenómenos de clarividencia los podemos dividir en espontáneos, que son los más importantes y experimentales (aquéllos que se realizan en laboratorio).

Según R.Muntañola, podemos clasificar los hechos clarividentes (espontáneos o experimentales) atendiendo a la forma en que generalmente opera el clarividente.

– Clarividencia intuitiva y perceptiva, según el fenómeno, si es puramente mental y espontáneo o requiere de algún estímulo físico.

– Clarividencia telestésica, cuando tiene conocimiento de sucesos lejanos en el espacio.

– Clarividencia táctil o psicoscopia; para manifestarse es necesario que el clarividente se ponga en contacto con objetos evocadores.

– Radiestesia y telerradiestesia, un tipo de clarividencia que permite ubicar aguas subterráneas, minerales, objetos escondidos, etc., en un terreno, o trabajando sobre planos, mapas, cartas marinas, etc…

En el próximo tema trataremos con mayor detalle y profundidad estas manifestaciones que acabamos de comentar.

a) Clarividencia experimental:

 Es aquélla que tiene lugar en laboratorio, y se basa, como la telepatía experimental, en efectuar numerosas pruebas y test para posteriormente aplicar los métodos estadísticos y matemáticos. Una de las pruebas que más se utiliza son las cartas Zener (ver tema anterior) también llamadas cartas PES (percepción extrasensorial). estos naipes son normalmente de fondo blanco y figuras en negro aunque también se usan en otros colores dado que para algunas personas el color tiene psicológicamente una gran importancia: se usan figuras en rojo muy fuerte y fondo blanco.

En los test de clarividencia, una vez barajadas las cartas por medio de una máquina, la persona en estudio debe indicar, una a una y por orden la serie de cartas del paquete, comenzando, por ejemplo, por la de arriba. En las pruebas de precognición, el sujeto se esfuerza por predecir el orden en que se presentarán las cartas en determinada fecha (anteriormente las cartas habrán sido debidamente barajadas). Es importante recordar que en las pruebas de telepatía una persona (el emisor) mira la primera carta, luego la segunda y así sucesivamente. Por su parte el receptor, que se halla aislado por una pantalla o se encuentra en otra habitación, intenta visualizar lo que está viendo el emisor, el otro sujeto anota las cartas que acuden a su mente. Si por el cálculo de probabilidades los aciertos tendrían que ser del orden de 5 por 25, Rhine y si equipo obtuvieron hasta 7 y 10 coincidencias por 25.

Una muchacha estudiada por el profesor B.Rieos de Nueva York, llegó a adivinar por término medio 18 cartas y en algunas series llegó a identificar 25 cartas.

Un fenómeno muy curioso se observa en todo este tipo de experimentos: lo que denominamos el efecto de declinación. Tras cierto número de éxitos, los resultados se hacen negativos, como si las facultades PSI presentaran una especie de cansancio; por eso siempre, experimentalmente, se opera con series cortas.

De todo lo que hemos expuesto, ya habrá deducido usted que es muy fácil, en el laboratorio, confundir la telepatía con la clarividencia y los estudios deben efectuarse con el máximo rigor; estamos utilizando métodos estadísticos y a partir de los resultados vamos a confeccionar leyes generales.

b) clarividencia espontánea

La clarividencia espontánea es mucho más interesante e importante que la anterior; pero la forma de registrarla es mucho más subjetiva y difícil.

Al igual que en la telepatía, en la clarividencia no cuenta ni el espacio, ni el tiempo.

Tanto puede ser un clarividente un niño como un anciano, una mujer como un hombre, aunque parece ser que los niños son los mejores dotados, sin duda alguna porque no tienen un espíritu crítico muy desarrollado y creen de buen grado lo que se les cuenta o ven.

A continuación vamos a reseñar un ejemplo de clarividencia espontánea, de los innumerables que existen registrados en los archivos y posteriormente comprobados por la Society for Psychical Research (S.P.R.) de Londres. El caso que citaremos se halla en el tomo XXII-726/30 y J. Roca Muntañola hace referencia al mismo en su libro “Parapsicología y su fenomenología”:

“Una niña de unos diez años va por un camino vecinal cuando de repente, todo lo que le rodea desaparece, desvaneciéndose para ella.

Nota como si de pronto flotara en lugar de estar andando y ve claramente a su madre, al parecer muerta, tendida en el suelo de una habitación de la casa que apenas usa la familia, ya que únicamente sirve de desván. La visión es nítida, objetiva, pues hasta percibe el bordado que estaba haciendo la madre, tirado en el suelo, a su lado, en el pavimento de la habitación. La visión ha sido tan real, que al desaparecer, la niña en lugar de regresar a casa, intuye la verdad. Algo le dice con insistencia que lo que debe hacer seguidamente es ir a buscar al médico de la familia, que reside cerca del lugar donde se encuentra en aquel momento. Pero la pequeña no puede dar muchos detalles  al médico íntimo amigo de la familia, que precisamente considera a la madre de la niña como mujer muy sana, quizás la que mejor salud tiene en la familia.

Llegan a la casa y encuentran al padre y a los dos hermanos menores trasteando tranquilamente en el jardín. Todo parece normal y el padre se extraña de la apresurada llegada del médico, a quién nadie ha llamado. Como es natural pregunta y quiere saber la causa de tan inesperada visita.

-Se trata de mamá, esta muy enferma o muerta – responde la niña sollozando. todos juntos se apresuran a ir a la habitación del desván, raramente visitada por nadie de la familia.

 Allí exactamente, tal y como lo había explicado la niña, encuentran a la señora de la casa tendida en el suelo, junto al bordado, como la había visto objetivamente la niña. La pobre mujer había sufrido un infarto de miocardio, el primero de su vida.

 De no haber llegado rápidamente el médico, como más tarde informó, el desenlace habría sido fatal para dicha señora”.

Este caso que acabamos de relatar constituye un verdadero ejemplo de clarividencia; posteriormente la niña fue objeto de estudio y demostró tener una sensibilidad muy acusada y dotes paranormales, que se le fueron desarrollando con el tiempo.

Nos atreveríamos a decir que cualquier persona puede poseer dotes sensitivas importantes, pero cuando las descubre o las intuye, tiene miedo y no lo acepta.

William James, el gran filósofo decía: “Si en verdad pensáramos en todo lo que podríamos ser, hemos de reconocer que estamos despiertos a medias; sólo aprovechamos una pequeña parte de nuestros recursos mentales, pues todavía tenemos temor. ¡Y es una verdadera lástima!”

PRECOGNICIÓN. Conceptos y clases

 La definición de precognición fue formulado por Richet en 1.921; precognición, en el sentido estricto, es conocimiento directo del futuro.

Llamamos espontáneos a aquellos casos de precognición realizados fuera de los laboratorios de parapsicología; en los últimos años se han recogido miles de casos espontáneos de conocimiento del futuro.

Como decíamos anteriormente, los casos más sorprendentes siempre son espontáneos: “No es el hombre el que va en busca de la precognición; es la precognición la que busca al hombre y lo sorprende”.

 Las precogniciones espontáneas acostumbran a darse en circunstancias especiales, durante el sueño, en delirios causados por la fiebre, en estado hipnótico, etc.

Se han hecho numerosos experimentos para demostrar la precognición, siendo uno de los más importantes el llevado a cabo por el doctor W. Tenhaeff, profesor de Parapsicología de la Universidad de Utrech, con el sensitivo Gerard Croiset.

“Era el 17 de enero de 1.951. En una sala de Rotterdam debí realizarse una reunión e dia20. Había 30 sillas numeradas; al azar se escogió el número 18 y se preguntó al Sr., Croiset quien se  sentaría en aquella silla. Al cabo de unos instantes el mismo Croiset dijo que no recibía ninguna impresión y que le indicaran otro número; así se hizo, y poco después revelo que en ese lugar se sentaría un señora con cicatrices en el rostro, consecuencia de un accidente automovilístico ocurrido durante una temporada en que había ido a Italia.

 Con relación a dicha señora recordó la sonata “Claro de Luna”

 El día 20 de enero a las 20,45, se comprobó que de los 28 invitados sólo habían acudido 27 y que precisamente el asiento 18 quedó desocupado. En el otro lugar por el que se preguntó a Croiset, se sentó la señora de un médico: tenía cicatrices en la cara resultado de un accidente de automóvil durante unas vacaciones que había pasado en Italia. El marido afirmó que , la sonata “Claro de Luna” le incomodaba mucho a su esposa porque la asociaba a una cuestión intima en su vida”.

 El doctor Tenhaeff realizo con G. Croiset 150 experimentos de precognición por el método de la silla vacía y los resultados siempre fueron positivos.

Algunos científicos llaman a la precognición el tercer ojo, considerando que anatómicamente se encuentra en la glándula pineal, glándula que se alija en nuestro cerebro y de la que en la actualidad la ciencia médica desconoce su función.

A continuación y una vez más, veamos un caso precognitivo que fue debidamente comprobado en su día y publicado por el Journal of Society for Psichical Research de 1.912 tomo XV, páginas 265-268:

“Como ya es sabido, el famoso Titanic naufragó trágicamente en la noche del 14 al 15 de abril de 1.912. Una de las personas que tenía reservado pasaje para él y toda la familia era el señor O´Connor, pero unos días antes de embarcar soñó que veía naufragar el navío y a todos los pasajeros flotando en el mar. El señor O´Connor no quiso decir nada a nadie, pero al repetírsele el sueño al día siguiente y al enterarse de que su viaje podía demorarse, decidió comunicar a su familia el sueño que había tenido y anular los billetes. Gracias a la precognición seguramente salvaron la vida”.

Debe Vd. pensar que sólo explicamos casos sin llegar a descubrir el mecanismo por el cual se produce el fenómeno. En la actualidad poseemos millares de pruebas de la existencia de la telepatía, la clarividencia y la precognición; los hechos existen, los fenómenos están ahí, pero ¿por qué se producen? ¿es el subconsciente?¿que energía utiliza? etc. etc….

Todas estas preguntas no tienen respuestas, pero si seguimos estudiando y comprobando y, lo que es más importante, estamos abiertos a cualquier manifestación paranormal, llegará un día en que podremos explicarnos muchas cosas. no hay que ser excesivamente optimistas pero no podemos ni debemos cerrarnos a los hechos ya que están en nosotros y forman parte de nuestra propia existencia.

Para finalizar este tema queremos explicarle un par de conceptos para que los conozca y sepa su significado si los encuentra al leer alguna revista especializada.

Se trata de los términos simulcognición y retrocognición refiriéndose a la precognición.

La precognición la podemos dividir en:

Simulcognición:    Es la faculta o poder de conocer directamente lo que sucederá el un futuro más o menos próximo.

Retrocognición:   facultad o conocimiento en cualquier momento de un acontecimiento del pasado.

PRECOGNICIÓN    FUTURO

RETROCOGNICIÓN    PASADO

CASO DE PRECOGNICIÓN

 “Una madre joven despertó una noche a su esposo, ingeniero agrónomo, para relatarle una terrible pesadilla que había tenido momentos antes. en la misma vio como una lámpara grande, muy pesada -reliquia familiar de otra época-, que colgaba precisamente donde estaba situada la cuna con su hija de pocos meses, caía encima de ésta matando a la criatura. En el sueño vio cómo el aro de bronce que soportaba los brazos de dicha lámpara cercaba las piernecitas de su hija y uno de sus brazos  aplastaba la cabeza. En el sueño alucinatorio, cuando ambos esposos corrían para descubrir lo que había pasado, la esposa observó que claramente que las manecillas de reloj que había encima de la gran chimenea marcaba la 4:30 horas, y el reloj con sus minuteros se le había manifestado de forma clarísima, precisa, destacando de cuanto había en la habitación. vio una esfera descomunal, distorsionada por momentos, imposible de pertenecer a una realidad, pero…

 El esposo se echó a reír y hasta bromeó al conocer el disparatado sueño, que calificó de auténtica pesadilla. La lámpara hacía más de diez años que estaba colgada en el mismo lugar y bien sujeta por cierto. Cansino, muerto de sueño, pronto dio la conversación por terminada, dando media vuelta y continuó durmiendo tranquilamente. Pasaron varios minutos, en parte angustiosos para la esposa, ya que estaba presa de un extraño temor, que la obligaba a reaccionar en forma contraria a lo que en su fuero interno creyera que lo que iba a hacer era una tontería y se levantó de la cama con el mayor sigilo para no despertar a su esposo. Más tranquila, una vez hubo efectuado, se fue decidida a la habitación contigua y regresó al lecho trayendo en sus brazos a la niña que colocó en la cama entre su marido y ella.

Tranquila ya, hasta un poco avergonzada por sus ridículos temores, se quedó prontamente dormida.

 Pero dos horas más tarde, el joven matrimonio se despertó bruscamente. Algo inaudito acababa de suceder. un tremendo estruendo, insólito, les despertó violentamente. Horrorizados, descubrieron que la lámpara del techo, aquella que hacía diez años que estaba colgada, aquel armatoste tan pesado y de la que el marido jamás había querido desprenderse por que lo consideraba un recuerdo de sus padres, había caído precisamente sobre la cuna, destrozándola en parte, al romperse unas anillas que la sujetaban al florón del techo.

 Y cosa curiosa: el reloj de la chimenea les dio en aquel momento la hora exacta: las cuatro y treinta minutos”.

Edgar Cayce (1877-1945), fue el más importante psíquico y vidente, norteamericano, poseía facultades de precognición, clarividencia y percepción extra sensorial. Edgar Cayce entraba en trances durante los cuales efectuaba sus “lecturas”, que abarcaban desde diagnóstico de enfermedades, hasta predicciones del futuro.

Edgar Cayce (1877-1945), fue el más importante psíquico y vidente, norteamericano, poseía facultades de precognición, clarividencia y percepción extra sensorial. Edgar Cayce entraba en trances durante los cuales efectuaba sus “lecturas”, que abarcaban desde diagnóstico de enfermedades, hasta predicciones del futuro.

Michel de Nostradamus (1503 – 1566), médico, matemático, astrólogo y astrónomo francés, conocedor del griego, del latín, y del hebreo.  Una de sus precogniciones más conocidas es la del Papa Sixto V, ante el que se arrodilló cuando sólo era un monje, llamándole Santidad. Ya en 1555 publica en su libro Centurias, denominado así debido a que sus cuartetas se agrupaban en conjuntos de cien, multitud de vaticinios que le hicieron alcanzar gran fama. Predicciones en sus centurias e interpretaciones (FUENTE WEB  FORMARSE.COM.AR) Centuria I:  La muerte de Enrique II:  Centuria I, 35 El león joven superará al viejo, En campo bélico por singular duelo, En jaula de oro los ojos le atravesará, Dos choque uno después morir de muerte cruel.  El 29 de junio de 1559, durante los festejos por la boda del rey de España con Isabel, la hija del rey de Francia, Enrique II participó de los torneos que allí se celebraban. En el primero resultó victorioso, pero en el segundo, el joven conde de Montgomery le clavó una enorme astilla de la lanza que le atravesó un ojo. Murió luego de sufrir más de 10 días.

Michel de Nostradamus (1503 – 1566), médico, matemático, astrólogo y astrónomo francés, conocedor del griego, del latín, y del hebreo. Una de sus precogniciones más conocidas es la del Papa Sixto V, ante el que se arrodilló cuando sólo era un monje, llamándole Santidad. Ya en 1555 publica en su libro Centurias, denominado así debido a que sus cuartetas se agrupaban en conjuntos de cien, multitud de vaticinios que le hicieron alcanzar gran fama. Predicciones en sus centurias e interpretaciones (FUENTE WEB FORMARSE.COM.AR) Centuria I: La muerte de Enrique II: Centuria I, 35 El león joven superará al viejo, En campo bélico por singular duelo, En jaula de oro los ojos le atravesará, Dos choque uno después morir de muerte cruel. El 29 de junio de 1559, durante los festejos por la boda del rey de España con Isabel, la hija del rey de Francia, Enrique II participó de los torneos que allí se celebraban. En el primero resultó victorioso, pero en el segundo, el joven conde de Montgomery le clavó una enorme astilla de la lanza que le atravesó un ojo. Murió luego de sufrir más de 10 días.

El tercer ojo no es una glándula endócrina, aunque está relacionado con las glándulas Pineal y Pituitaria.  Se trata en realidad de un organo que surge con el desarrollo espiritual de la personalidad integrada, y se deriva de la superposición e interrelación de los tres chakras superiores. El tercer ojo, llamado también ojo de la visión etérea simbolizado en el cuerpo del unicornio (su cuerpo representa el cuerpo astral), es a veces activado por el delirium tremens de los alcohólicos, permitiéndoles ver los seres del bajo astral, y también se suele activar en niños menores de 7 años que a veces hablan de duendes y hadas. Para que el tercer ojo funcione y produzca la clarividencia, los tres chakras superiores deben estar energetizados con una energía espiritual de naturaleza triple, que fluye al aura desde el alma humana; y estas energías vienen de tres planos espirituales denominados Atma, Buddhi y Manas, y energetizan las glándulas Pineal, Pituitaria y Tiroide.El tercer ojo no es una glándula endócrina, aunque está relacionado con las glándulas Pineal y Pituitaria. Se trata en realidad de un organo que surge con el desarrollo espiritual de la personalidad integrada, y se deriva de la superposición e interrelación de los tres chakras superiores. El tercer ojo, llamado también ojo de la visión etérea simbolizado en el cuerpo del unicornio (su cuerpo representa el cuerpo astral), es a veces activado por el delirium tremens de los alcohólicos, permitiéndoles ver los seres del bajo astral, y también se suele activar en niños menores de 7 años que a veces hablan de duendes y hadas. Para que el tercer ojo funcione y produzca la clarividencia, los tres chakras superiores deben estar energetizados con una energía espiritual de naturaleza triple, que fluye al aura desde el alma humana; y estas energías vienen de tres planos espirituales denominados Atma, Buddhi y Manas, y energetizan las glándulas Pineal, Pituitaria y Tiroide.

 

VISITA INSTITUTO CEPE DE ARGENTINA

Estándar